Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fed mantiene los tipos de interés en un escenario de "crecimiento e inflación controlada"

Tal y como se preveía, la Reserva Federal dejó el precio del dinero en EE UU en el nivel más bajo desde 1958

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos se ha ajustado a las previsiones y decidido mantener los tipos de interés en su nivel más bajo en cincuenta años, el 1%. El control de la inflación y la debilidad del mercado de trabajo no hacían presagiar cambios en su política monetaria.

La ausencia de peligro de un nuevo brote inflacionario es una de las razonas por las cuales no se ha producido una subida de tipos. Además, las fuertes expectativas de crecimiento para este año no vienen acompañadas de un repunte en el empleo o en los salarios que augure un futuro aumento del IPC. La gran preocupación es que si no se produce pronto la reactivación del mercado laboral y crecen los ingresos de los trabajadores, la capacidad de aumento del consumo quedará limitada, con lo que se pone en peligro la recuperación.

El presidente de la Fed, Alan Greenspan, ha reconocido que, "aunque se ha aminorado la pérdida de puestos, siguen lentas las nuevas contrataciones". En su discurso ante el Congreso la semana pasadada, fue más lejos al decir que la creación de empleo está "gravemente atrasada" y lo achacó al aumento de la productividad. No obstante, predijo que la situación mejorará más rápidamente a corto que a largo plazo y a la par que el estímulo en la producción.

La clave vuelve a ser la paciencia

En el comunicado posterior a la reunión de hoy, la entidad reiteró que "puede ser paciente" respecto de encarecer el precio del dinero, dando a entender que los expertos del banco central sienten escasa presión para elevarlo. Que los tipos no deben tocarse por el momento es algo aceptado por analistas y expertos, pero lo que verderamente anhelan saber es cuándo se producirá la subida. Unos se decantan por la segunda mitad del año y otros esperan cambios en la política monetaria para 2005.

La última reunión del Comité de la Fed, el pasado 28 de enero, sí les proporcionó un cambio de lenguaje. En lugar de repetir que los tipos se mantendrían "durante un periodo considerable", el organismo estadounidense se limitó a declarar que podía "ser paciente" a la hora de cambiar su política monetaria. Los analistas lo interpretaron como una primera señal de una posible subida. Greenspan no proporcionó hoy nuevos indicios. El Comité apuntó que los tipos se mantienen porque "la política monetaria acomodaticia, junto con un crecimiento subyacente sólido de la productividad, está aportando un apoyo importante a la actividad económica". Además, agrega el comunicado, la "producción sigue expandiéndose a un ritmo sólido".

Con la vista puesta en el empleo, de cara a las elecciones

La situación económica y en especial la del mercado de trabajo cobra una importancia especial este año, ya que en noviembre se celebran elecciones presidenciales. El Partido Demócrata asegura que la debilidad del mercado laboral es producto de medidas inadecuadas adoptadas por el Gobierno republicano, en especial unos amplios recortes impositivos que, en su opinión, sólo han servido para aumentar el déficit presupuestario. Frente a esto, el Departamento del Tesoro replica que el mercado laboral responde con mucha lentitud a la recuperación y asegura que los recortes fiscales han sido, precisamente, el motor de la incipiente mejora. El mes pasado se crearon 21.000 nuevos empleos, poco más del 10% de los más de 200.000 necesarios para reducir el paro, actualmente en el 5,6% de la población activa. En total, se han destruido más de 2 millones desde que el presidente Bush asumiera la presidencia en 2001.

Más información