Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez anula el tercer grado concedido a Javier de la Rosa por la Generalitat

El auto señala que "no es razonable" el acuerdo por la existencia de otras causas pendientes de juicio o de la resolución de recursos

El juez de vigilancia penitenciaria número 2 de Barcelona ha revocado la decisión de la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Rehabilitación de la Generalitat de Cataluña de conceder el tercer grado al financiero Javier de la Rosa, que cumple una condena de un año y ocho meses de cárcel en Can Brians impuesta por el Tribunal Supremo por el intento de estafa de 50.000 millones de pesetas al Grupo KIO.

El magistrado ha admitido un recurso del fiscal y ha revocado la decisión del Gobierno catalán. El auto señala que "no es razonable" el acuerdo por la existencia de otras causas pendientes de juicio o de la resolución de recursos, en referencia a la reciente condena de la Audiencia Nacional a cinco años y medio de cárcel por apropiarse de 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) del Grupo Torras-Kio. De la Rosa tiene otros procesos abiertos, la mayoría de ellos vinculados al caso Kio y otro a la descapitalización de Grand Tibidabo.

En el escrito del juez se señala que "la existencia de una sólida estructura familiar y de actividad profesional no pueden constituir en este caso unos elementos positivos para la clasificación en el tercer grado, cuando por la etiología del delito son anteriores a su comisión y nunca fruto de una voluntad de reinserción, nunca demostrada".

"Aparente contradicción

El juez de vigilancia penitenciaria considera que es necesario "superar la aparente contradicción" entre la decisión de la Generalitat de otorgar el tercer grado a De la Rosa y la resolución de la Audiencia de Barcelona de que el financiero cumpliera la pena en prisión.

La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Can Brians, dependiente de la Conselleria de Justicia e Interior de la Generalitat, concedió el tercer grado penitenciario después de permanecer 22 días en la cárcel por orden de la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona y para cumplir una pena de 20 meses de cárcel impuesta por el Tribunal Supremo.

La Audiencia denegó la petición de libertad condicional, pero la Junta de Tratamiento le otorgó el tercer grado a De la Rosa menos de un mes después de que ingresara en prisión, decisión ésta que ha sido revocada ahora.