_
_
_
_
_
EMPRESAS

Repsol y Gas Natural crean una sociedad que gestionará el negocio del gas en el extranjero

La nueva empresa obligará a reestructurar el organigrama de la petrolera ya que se suprimen las vicepresidencias de Gas y Electricidad, que queda vacía de contenido, y la de Química, que se integra en otra división

La petrolera hispano-argentina Repsol YPF y su participada Gas Natural constituirán una nueva sociedad, cuyo capital se repartirán al 50%, que comercializará gas natural licuado en todo el mundo, excepto en España, y gestionará las plantas de licuación y la flota de metaneros.

La creación de esta nueva sociedad se enmarca en la reorganización de los activos gasistas del grupo, que se repartirán, a partir de ahora, entre Repsol YPF, Gas Natural y la nueva compañía, ha explicado hoy, en conferencia de prensa, el presidente de la petrolera, Alfonso Cortina.

Más información
Gas Natural pide un informe para su posible fusión con Iberdrola

La constitución de esta empresa, que tendrá como consejero delegado a Carlos Quintana, supondrá la supresión de la vicepresidencia de Gas y Electricidad, cuyo titular, Antonio González-Adalid, será propuesto para la presidencia de Enagás.

Con esta reorganización, Repsol YPF pretende optimizar el valor de los activos gasistas, explotar las sinergias existentes y crecer en el negocio integrado del gas y la electricidad.

Cortina ha explicado que la nueva sociedad no saldrá a Bolsa por ahora, aunque no ha descartado que pueda hacerlo en el futuro, "cuando tenga masa crítica".

Estructura de la nueva empresa

La nueva empresa, que agrupará activos de Repsol YPF y de Gas Natural, se conocerá, en principio, como sociedad de Midstream, ya que engloba las actividades de midstream, es decir las situadas entre el negocio de upstream (exploración y producción) y el de downstream (distribución y comercialización).

La sociedad de Midstream se ocupará de la comercialización de gas natural licuado, excepto en España, y de gestionar la flota de metaneros, las plantas de licuación y las terminales de regasificación situadas en nuevos mercados.

Repsol YPF mantendrá las actividades de exploración y producción de gas, la gestión de los gasoductos de transporte y la comercialización de gas natural en los mercados conectados por gasoducto.

Gas Natural se dedicará al aprovisionamiento del mercado

español, a la distribución y comercialización de gas y electricidad, y a la generación eléctrica.

Además, controlará las participaciones del grupo en activos de transporte en España (gasoductos y plantas regasificadoras, entre otros).

Esta reorganización afecta al organigrama de la compañía, ya que se suprimen las vicepresidencias de Gas y Electricidad, que queda vacía de contenido tras la creación de la nueva sociedad, y la de Química, que se integra en la división de Refino y Marketing.

El hasta ahora vicepresidente de Gas y Electricidad, Antonio González-Adalid, será propuesto por Repsol YPF y Gas Natural como futuro presidente de Enagás.

Juan Sancho-Rof se mantiene como vicepresidente de Refino y Márketing, aunque se nombra a un vicepresidente adjunto, Jorge Segrelles, hasta ahora director general de Refino y Marketing en Europa. Se mantienen también Miguel Angel Remón, como vicepresidente de Exploración y Producción, y Ramón Blanco, como vicepresidente corporativo.

El Comité Ejecutivo de la petrolera se reduce de ocho a seis miembros, con la salida de González-Adalid y de Juan Badosa, hasta ahora vicepresidente de la división de Química.

Este organismo de dirección queda integrado por Alfonso Cortina, Ramón Blanco, Miguel Angel Remón, Juan Sancho Rof, Carmelo de las Morenas y José Manuel Revuelta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_