Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG pide que Feijóo ayude a víctimas de las acciones preferentes

Las protestas que están comenzando a surgir por toda Galicia por parte de los compradores de participaciones preferentes de diversas entidades financieras ha llevado al PSdeG a reclamar a la Xunta que intervenga para tratar de dar una solución a los clientes de Novagalicia Banco (NGB) que adquirieron estos productos cuando aún funcionaban las cajas de ahorros tuteladas por el propio Ejecutivo gallego. Los socialistas estiman que hay entre 80.000 y 100.000 personas afectadas por la adquisición de un producto financiero opaco, que está dificultando la retirada de sus ahorros.

El portavoz de Consumo del PSdeG, Juan Carlos Francisco, anunció que su grupo va a reclamar la comparecencia en la Cámara gallega de la directora general de Comercio, Nava Castro, por ser la máxima responsable del Instituto Galego de Consumo, para que explique qué medidas va a tomar la Xunta, que por el momento se mantiene al margen de las reclamaciones formuladas y se ha limitado a señalar que las responsabilidades sobre este tipo de productos corresponde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, Francisco apunta que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tiene una gran responsabilidad en el resultado de la fusión de las dos cajas y ahora su Gobierno debe de tomar medidas para garantizar a los ahorradores gallegos que puedan recuperar el dinero que invirtieron y que NGB no puede devolver. A diferencia de otras entidades que están ofreciendo a los suscriptores de participaciones preferentes un canje de bonos y acciones, NGB no ha hecho pública aún una solución ante las muchas reclamaciones que está originando este producto financiero.

Estrategia

La asociación de usuarios Adicae es la más activa a la hora de ofrecer respuesta a los perjudicados por la adquisición de las participaciones preferentes. Sus responsables están estudiando cuál es la mejor estrategia para llevar este asunto a los juzgados. Hay algunos afectados que han recurrido de forma individual ante los tribunales, pero esta vía puede ser lenta. Francisco apunta que la solución que algunas sucursales de NGB están ofreciendo a sus clientes de facilitarles un préstamo equivalente al importe que habían invertido es una propuesta "endiablada" y que puede tener consecuencias peores para los afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 2012