Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre dice que ampliará el Consejo de Metro del que excluyó a viajeros y sindicatos

El nuevo titular de Transportes cambiará la composición "con toda probabilidad"

El Consejo de Administración de Metro, que controla las cuentas y los presupuestos de la empresa pública, cambiará su composición "con toda probabilidad" justo después de haber quedado reducido a menos de la mitad. El nuevo Consejo ya no cuenta con la presencia de los sindicatos y los usuarios, después de un cambio aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, que encabeza su presidenta, Esperanza Aguirre. La misma que ayer, preguntada por esta reducción de representantes, aseguró lo de alta probabilidad de nuevos cambios.

Metro acaba de cambiar de responsables. El reparto de acciones entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid queda ahora solo en manos del Gobierno regional, tras la última remodelación de la empresa pública. Precisamente la primera decisión, rodeada de polémica, fue aprobar un nuevo Consejo de Administración en el que se eliminaban las voces críticas y se daba entrada a responsables afines al Ejecutivo regional y al PP, como es el caso de David Pérez, diputado popular, alcalde de Alcorcón y presidente de la Federación Madrileña de Municipios y Provincias. Ayer Aguirre añadió algo que Metro no había comentado el día antes al anunciar la nueva composición.

El PSM le acusa de "ocultar las cosas oscuras" con el cambio

El nuevo consejero de Transportes (cuyo nombramiento parece inminente) podrá renovar y ampliar el Consejo y nombrar nuevos miembros. La presidenta no aclaró si se refería a que volviera a admitir portavoces sindicales (CC OO y UGT) y de los usuarios.

Fuentes consultadas por EL PAÍS señalan que previsiblemente se refiere a más cargos cercanos, como el secretario general técnico de Transportes, que ocupaba Jaime Haddad hasta su reciente salto al Ejecutivo de Mariano Rajoy. O el portavoz del Estado que ha caído en esta última reestructuración. Ese puesto lo ocupa normalmente un cargo del Ministerio de Fomento. El Gobierno de Aguirre espera una reunión entre la ministra Ana Pastor y el futuro consejero de Transportes e Infraestructuras para su elección.

Al margen de la explicación somera de la presidenta, hubo voces que criticaron los cambios en el organismo, que pasa de 16 a siete consejeros sin que suponga una medida de ahorro para las arcas regionales, puesto que los asistentes no cobraban dietas o solo cantidades "simbólicas", según dijo el lunes un portavoz de Metro. El ahorro es el gran argumento que ha esgrimido la Comunidad de Madrid tras asumir el poder en Metro para justificar las reestructuraciones que quiere abordar, como una reducción de la directiva aún pendiente.

Tanto sindicatos como oposición reclamaron ayer a la presidenta que rectifique y vuelva a dar voz a las centrales y a los viajeros. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, le acusó de "eliminar cualquier control siendo la falta de transparencia la nota habitual". Gómez sospecha que la intención de Aguirre es "ocultar las cosas oscuras". CC OO consideró su "expulsión" del Consejo como la "antesala" de la "privatización" de la empresa pública del suburbano. El sindicato acusa al Gobierno de Aguirre de "esfuerzos agigantados para eliminar cualquier atisbo de participación social que pudiesen quedar en la Comunidad".

A la espera de consejero

"¿Se sabe ya algo?". En los últimos días cunde este mensaje entre distintos cargos de la Comunidad de Madrid. Esperan conocer el nombre del futuro consejero de Transportes e Infraestructuras, el sustituto de Antonio Beteta. Es el cargo más importante de los 19 que el Gobierno regional debe reponer tras su marcha al Ejecutivo de Mariano Rajoy. De momento, lo que hay son rumores y la promesa de la presidenta Esperanza Aguirre de que el cambio se aprobará mañana jueves en el Consejo de Gobierno. Aguirre ha declarado que no fusionará carteras. Habrá un consejero (o consejera) solo para el área de Transportes e Infraestructuras. La presidenta usó dos términos para referirse a los cambios. "Remodelará o renovará" su Gobierno, lo que algunos en el seno de la Comunidad interpretan como un cambio de mayor calado que el nombramiento de un nuevo consejero, con movimientos de los actuales titulares a otras áreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de enero de 2012

Más información