Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

El problema final

El británico Guy Ritchie logró caer de pie tras afrontar el proyecto, aparentemente insensato, de reformular en 2009 a Sherlock Holmes como héroe de acción para una flamante franquicia de multisalas: su propuesta parecía banalizar el espíritu de los tebeos de Alan Moore más afines al steampunk, pero aparcaba viejos clichés de estilo -ese toque Ritchie fundado en Lock & Stock (1998) y reiterado desde entonces- para proponer nuevas modalidades de pirotecnia. Las escenas en las que el sabueso de Baker Street aplicaba su mente analítica al esbozo de la escena de acción que sucedería inmediatamente eran uno de los pequeños grandes hallazgos de una propuesta desvergonzada, pero con conocimiento de causa y cierta vocación de originalidad.

SHERLOCK HOLMES: JUEGO DE SOMBRAS

Dirección: Guy Ritchie. Intérpretes: Robert Downey, jr., Jude Law, Jared Harris, Noomi Rapace, Rachel MacAdams, Stephen Fry. Género: Acción. Estados Unidos, 2011. Duración: 129 minutos.

Sherlock Holmes: Juego de sombras, segunda entrega de la franquicia, muestra la otra cara de la moneda: Ritchie vuelve a revelarse un cineasta perezoso que prefiere repetir la jugada antes que ampliar el campo de batalla. En la película sigue habiendo nervio, pero se pierde algo tan inasible como el alma y, también, el vínculo con las fuentes (que, aunque tenue, estaba muy presente en la película anterior).

El pulso itinerante entre Holmes y Moriarty en una Europa que adelanta el reloj de la I Guerra Mundial merecía algo más que esa única escena de acción con valor añadido: una persecución a través de un bosque nevado, donde las capacidades de la cámara Phantom parecen reformular la memoria de Pudovkin. Que Jared Harris encarne al villano en la misma clave que emplea en su papel de David Robert Jones en la serie Fringe es otro indicio de la palpable desgana que domina el conjunto: quizá tanto a Ritchie como a todos los implicados les desalentó que la posterior serie de la BBC -Sherlock- lanzara su notable relectura del mito a la segunda división.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 2012