Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Incasòl readmite a 19 empleados por orden judicial

Cultura indemniza por daños morales a una directiva de Catalan Films

El Instituto Catalán del Suelo (Incasòl) ha readmitido con fecha del 22 de marzo de 2011 a los 19 empleados de los que prescindió entonces y cuyo despido fue declarado nulo por el Juzgado de lo Social número 12 de Barcelona. Fueron despidos enmarcados en los primeros recortes que emprendió la Generalitat y el juez los tumbó por entender que una empresa pública no puede echar a sus empleados por motivos económicos, porque no se rige por los vaivenes del mercado.

La empresa pública, según fuentes del Departamento de Personal del Incasòl, también les ha ingresado las nóminas y pagas correspondientes al tiempo en el que estuvieron despedidos: entre marzo y diciembre, cuando se dictó la sentencia. Los 19 afectados no se reincorporarán hasta finales de este mes o de febrero, porque tienen pendientes disfrutar de las vacaciones de verano y días de libre disposición que del año pasado.

El juez entendió que una empresa pública no puede echar por motivos económicos

Los 19 del Incasòl no son los únicos despidos declarados nulos. Hay otro, el de una directiva del Consorcio Catalan Films, despedida tras anunciar que estaba embarazada. El organismo, que depende de Cultura, también ha readmitido a la trabajadora, a quien además ha indemnizado, como fijaba la sentencia, con 50.000 euros por daños morales. Así lo confirman fuentes del departamento. Este caso lo llevó el Juzgado de lo Social número 8 de Barcelona, que dictó sentencia en noviembre del año pasado. La empleada, que prefiere mantenerse en el anonimato, se ha incorporado esta misma semana y la sentencia obliga a que ocupe el mismo puesto del que fue despedida, de adjunta a la dirección.

El encaje de los 19 despedidos del Incasòl es más complejo: son muchos más trabajadores y desde que les echaron, en marzo, la empresa ha reorganizado su estructura. Entre los 19 empleados, explica el portavoz del sindicato Catac, Lluís Gómez, hay desde un vigilante y un ordenanza hasta ingenieros técnicos y un responsable de equipo de contratación. La sentencia que declara nulos los despidos ha supuesto un respiro para los trabajadores del Incasòl, sobre los que pesa la amenaza de un expediente de regulación de empleo desde hace meses. Los rumores hablan de más de 200 despidos, recuerda Gómez.

El sindicalista y presidente del comité de empresa hasta diciembre (cuando acabó su mandato) también destaca que la consultora Pricewaterhouse Coopers, que asesoró al Incasòl en la reestructuración que acabó con la nulidad de los despidos (un concurso de 42.000 euros ganado en agosto de 2011), acaba de llevarse otro concurso público para una nueva reorganización de la empresa pública, confirma la propia consultora.

La sentencia del Incasòl asestó un duro golpe a la catarata de despidos en empresas públicas con que la Generalitat pretendió ahorrar gasto desde principios del año pasado. En noviembre, otras cinco sentencias declararon improcedentes un total de 23 despidos en otras empresas: el Servicio Meteorológico, el Instituto Cartográfico, Forestal Catalana y la Agencia Catalana de la Vivienda. Pero en la sentencia del Incasòl fue un paso más allá y declaró los despidos nulos, obligando a la empresa a "readmitirles inmediatamente en las mismas condiciones". En todos los casos citados, las empresas de la Generalitat se apoyaron en la instrucción del mes de enero de los departamentos de Economía y Gobernación que, entre otras medidas, ordenaba ahorrar entre el 5% y el 6% en personal.

Al conocerse la sentencia de los 19, el abogado Vicente Cantos, que defendió a varios empleados, consideró que la resolución judicial "es un ataque a la línea de flotación de la política de despedir para ahorrar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 2012