Crítica:LOS MEJORES DEL AÑO | DISCOSCrítica
i

Armonía y distorsión

Anoushka Shankar

Traveller / Universal

El sitar ya había hablado flamenco en las manos del sevillano Gualberto García, quien, bajo la influencia de Ravi Shankar, grabó dos discos acompañado por el guitarrista Ricardo Miño. Resulta por ello curioso que la hija del maestro indio haya llegado al flamenco por medio del pianista Pedro Ricardo Miño, hijo del guitarrista citado. El encuentro de los dos herederos dinásticos -una desbordante bulería, tan frenética como lírica- constituye una de las joyas de la grabación que plasma el viaje al flamenco de la sitarista. Shankar también firma una preciosista granaína con Pepe Habichuela, acompaña a Sandra Carrasco en una seguiriya con la ayuda de las tablas y el cajón, y camina junto a Duquende en unos tangos canasteros. Es solo parte una obra que da qué pensar en aquello que se dice de que ciertos ritmos flamencos vienen de India. FERMÍN LOBATÓN

Ludwig van Beethoven

Fidelio / Claudio Abbado / Decca

Parecía imposible lograr una nueva grabación de la única ópera de Beethoven capaz de competir con los grandes clásicos de la discografía, pero Claudio Abbado, más sabio y sereno que nunca, ha conseguido el milagro, una versión de Fidelio de poderosa fuerza dramática, aliento lírico y extraordinaria belleza. El sonido que obtiene de la Orquesta del Festival de Lucerna es de pasmosa claridad, refinamiento y virtuosismo, con un sentido camerístico que le permite dibujar los más delicados matices y, cuando conviene, desatar la más arrolladora potencia. Cuenta con un reparto de ensueño encabezado por dos astros en plenitud vocal, la soprano Nina Stemme y el tenor Jonas Kaufmann. Un solvente equipo formado por Christof Fischesser, Falk Struckmann, Rachel Harnisch, Christoph Strehl y Peter Mattei completa el reparto, junto al estupendo coro Arnold Schoenberg. JAVIER PÉREZ SENZ

Varios artistas

Red Hot + Rio 2 / eOne Music

Un nuevo proyecto de Red Hot (www.redhot.org) para financiar la lucha contra el sida a través de la música. Quince años después de Red Hot + Rio, centrado en la bossa nova, este disco doble parte del legado tropicalista. Son 33 grabaciones desiguales, pero con momentos gratificantes como los de Bebel Gilberto en Acabou chorare,' John Legend con Love I've never known o Mia Doi Todd en Canto de Iemanjá. Hay curiosidades como Zach Condon esforzándose por cantar en portugués O leãozinho, de Caetano Veloso, y encuentros como los de Beck con Seu Jorge, Alice Smith con Aloe Blacc, Marisa Monte con Devendra Banhart, Mayra Andrade con Trio Mocotó o DJ Dolores, Otto y Fred 04 con el Gogol Bordello Eugene Hütz. De un antiguo disco de la serie, Red Hot + Lisbon, se ha recuperado la canción que David Byrne y Caetano dedicaron a Carmen Miranda. CARLOS GALILEA

Za!

Megaflow / Acuarela

Las propuestas del dúo catalán Za! (Spazzfrica Ehd -batería, teclado, clarinete, caja de ritmos y voces- y Papa duPau -guitarra, trompeta, kalimba, percusiones y voces-) son el paradigma sonoro de la teoría de las catástrofes formulada por el matemático francés René Thom. Una morfogénesis musical de math-rock, hardcore, electrónica, ruidismo y retales de world music; un universo envolvente y agitador en el que conviven al unísono armonía y distorsión, canon y heterodoxia. Caos y entropía en una perturbadora explosión mutante. Megaflow es el tercer álbum de Za! y resulta, excepción hecha de esa trinidad africanista titulada Casamance que casi lo cierra, más abstracto y arriesgado que Macumba o muerte, su muy punzante e ilustre predecesor. Megaflow está hecho del material con el que se amasan las mejores pesadillas: las que se muerden la cola. JAVIER LOSILLA

PJ Harvey

Let England shake / Island

Provoca admiración cómo PJ Harvey modifica su perfil sin traicionar la esencia. Ya no canta con visceralidad desafiante: prefiere que lo incisivo de sus letras hable solo. Y en su mirada aquí a la historia bélica inglesa, se trate de políticas contemporáneas o de la Gran Guerra, conmueve sin levantar la voz. Con un equipo de confianza (John Parish, el productor Flood y el exlugarteniente de Nick Cave, Mick Harvey), grabó casi todo el álbum en vivo, en una iglesia de su Dorset natal. Doce canciones que beben del folk, gama de melodías ligeras e insistentes. Rasgueo de guitarras o autoarpa, caricias en la batería, algún ritmo electrónico, intervenciones del saxo o el trombón y arreglos vocales frente al revoloteo de la Harvey, en su tesitura aguda de los últimos años. Más allá del Mercury Prize, el disco de 2011. RAMÓN FERNÁNDEZ ESCOBAR

Mariachi El Bronx

Mariachi El Bronx II / ATO

En 2011, la Unesco declaró el mariachi patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Mucho alborozo en México, pero algo chirría: pocos músicos pop de aquel país aprovechan sus posibilidades, aparte de algunos discos con versiones tequileras de éxitos internacionales. Por el contrario, sí hay rockeros gringos capaces de crear canciones frescas que visten con las galas del mariachi. Lo hace ocasionalmente Calexico, en Arizona, y de forma regular Mariachi El Bronx, alter ego de una banda californiana de hardcore, The Bronx. No se trata de ninguna patochada, como lo perpetrado por The White Stripes. El quinteto original se ha reforzado con instrumentistas chicanos e incluso aquí suena Mariachi Reyna, una agrupación femenina. Lo ejemplar es que cuentan con un heterogéneo repertorio propio: aunque las letras abusen de los tópicos, aquí late el modelo para algo fascinante. DIEGO A. MANRIQUE

Fabián

Después del incendio y otras cosas... / La Viejita

Después del incendio y otras cosas así, el tercer disco del leonés Fabián (1981), confirma, por si quedaban dudas, que estamos ante un compositor e intérprete prodigioso, dotado de una sensibilidad extrema para plasmar en canciones magnéticas alborozados pensamientos íntimos. Acompañadas de arreglos y producción exquisitos e imaginativos, dan lugar a una obra atípica aunque absolutamente cálida y cercana, que bebe por igual del mejor pop de todos los tiempos, del folk-rock anglosajón y de la tradición cantautoril hispana, pero logrando que de todo ello brote algo inédito, marcadamente personal y de enorme calidad. Este disco es una rareza, sí, pero por hermoso y conmovedor. Así de bien suena el cantautor más talentoso del momento. Aunque pocos sepan de él. JUAN PUCHADES

Jimbo Mathus

Confederate Buddha /

James H. Mathis, conocido artísticamente como Jimbo Mathus, ha publicado este año toda una tesis cum laude de sonidos sureños, donde el rock pantanoso, el blues del Delta, el folk rural o el country tejano se mezclan con pasión y sabiduría mientras su autor dialoga con la vida, acercándose a los mitos de Nueva Orleans, sumergiéndose en las profundidades del Misisipi o paseando con gracia por la frontera mexicana. Exmiembro de los interesantes Squirrel Nut Zippers, Mathus se matricula en la escuela de los grandes tradicionalistas que miran al horizonte, capaz de crear canciones con fabulosos ecos a Grateful Dead, The Band, Waylon Jennings, Doug Sahm o Ry Cooder al tiempo que suena contemporáneo y honesto. Un álbum lleno de mística del Sur, pletórico de vida. (Memphis International). FERNANDO NAVARRO

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de diciembre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50