Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investidura de Rajoy | La intervención de Izquierda Unida

Lara emplaza a Rajoy a elegir: los mercados o los ciudadanos

"Hay una salida social a la crisis", afirma el líder de IU

No ve Cayo Lara motivos para el optimismo tras el cambio de Gobierno. Mariano Rajoy representa, para él, "continuidad". "No hemos encontrado nada en su discurso que se aleje del modelo neoliberal de salida de la crisis", dijo a Rajoy el portavoz de Izquierda Unida. Lara empleó alrededor de 25 minutos en denunciar la "dictadura de los mercados" y en repasar las principales reivindicaciones de su formación. "Hay una salida social a la crisis", repitió una vez más Lara.

En esa salida, propuso la subida del salario mínimo interprofesional, "que se fije un salario máximo interprofesional" y el aumento de la inversión pública frente a la receta de austeridad anunciada por Rajoy. "Le emplazo a que diga en esta Cámara a qué se comprometió con Merkel", dijo al recordar el encuentro del aspirante a la presidencia con la canciller alemana.

Propone que no se pueda recibir más de un ingreso de las Administraciones

Por eso, el portavoz de IU, que forma el grupo parlamentario de Izquierda Plural junto con Iniciativa per Catalunya-Verds y la Chunta Aragonesista, recordó que "con todos los mensajes que se han enviado a los mercados, lo único que se ha conseguido es un aumento de la prima de riesgo". El motivo, aseguró, es que "los mercados son insaciables", y pidió a Rajoy que elija: "O los mercados o los ciudadanos". La respuesta de Rajoy evitó esa dicotomía. Apegado a su propia visión de la crisis, el líder del PP solo parece compartir con Lara la sensación de que hay que hacer reformas, pero no la manera de acometerlas, y en ocasiones, ni siquiera el diagnóstico de lo que está sucediendo: "Los salarios reales cayeron entre 1996 y 2008; sí hubo derroche: el de la construcción de aeropuertos sin aviones", dijo Lara. Entre sus propuestas que sí pueden encontrar eco está la petición de que se celebre un pleno monográfico sobre empleo.

Pero para IU el problema no es solo económico. "Quienes atacan a lo público y a sus empleados están atacando a la democracia", advirtió el portavoz. Con algún guiño al Movimiento 15-M, como la alusión a la "democracia real" frente a la "dictadura de los mercados", dijo a Rajoy que sí habría una situación en que le defendería: si alguien pretendiera sustituirle por un Gobierno de tecnócratas. Por ello propuso medidas de "regeneración democrática", comenzando por la incompatibilidad de recibir más de un ingreso procedente de Administraciones públicas, y prometió que su partido dará batalla para defender la sanidad y la educación públicas -"nos opondremos a cualquier forma de copago o privatización"-, para fijar una estrategia energética que establezca un "calendario de cierre de nucleares" y para, en suma, poner la "economía al servicio de los ciudadanos".

Dentro de la "regeneración democrática", Lara no olvidó la tradicional reivindicación de modificar la ley electoral. De hecho, abrió su discurso con ello, recordando que el PP "ha conseguido el 53% de escaños con el 44,6% de los votos". "Con un sistema realmente proporcional usted no tendría mayoría absoluta y nosotros tendríamos 25 escaños", señaló antes de anunciar que los diputados de IU votarán no en una investidura que Rajoy tiene asegurada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 2011