La niebla obliga a desviar 18 vuelos de Barajas a otros aeropuertos

La densa niebla que cayó anoche sobre Madrid causó importantes problemas en el aeropuerto de Barajas. Un total de 18 vuelos tuvieron que ser desviados a otras ciudades, como Valencia, Valladolid, Zaragoza y Barcelona, según informó un portavoz de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA, el gestor del aeropuerto). La niebla fue una de las más densas que se ha conocido en Barajas en los últimos años. La visibilidad no superaba en algunas zonas los 50 metros lo que obligó a que se espaciaran las salidas y entradas de los aviones cada tres minutos por motivos de seguridad provocando retrasos en las llegadas y salidas, aunque todas las pistas se mantuvieron abiertas.

Los movimientos en la plataforma (pistas y zonas de acceso a las terminales) también se vieron afectados. Las aeronaves tenían que permanecer paradas hasta que tuvieran el camino despejado para llegar a los fingers o alargadores. Además tenían que moverse muy despacio para evitar posibles accidentes en tierra. Los problemas se mantuvieron hasta última hora de ayer y muchos viajeros se quejaron de falta de información por parte de las compañías aéreas.

Más información

Los vuelos desviados carecían del Instrumental Landing System (ILS, un sistema para el aterrizaje automático) o la tripulación no estaba preparado para utilizarlo. Barajas tenía previstas para ayer un total de 1.059 operaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de diciembre de 2011.

Lo más visto en...

Top 50