Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:IÑAKI OYARZÁBAL | Secretario general del PP vasco

"PSE y PNV se están recolocando para ver quién pacta con Amaiur"

Mano derecha de Antonio Basagoiti, el papel que juega Iñaki Oyarzábal resulta básico en la estrategia del PP vasco, la gestión del pacto de gobierno con los socialistas y el diseño de su futuro inmediato

Iñaki Oyarzábal (Vitoria, 1968) es secretario general del PP vasco desde el congreso de julio de 2008 en el que Antonio Basagoiti se puso al frente del partido. Militante popular desde joven, fue concejal en Vitoria en el equipo de Alfonso Alonso. Desde 1996, ocupa de forma ininterrumpida un escaño en el Parlamento vasco. Como número dos de la formación, ha sido el responsable último de las recientes campañas electorales del PP en Euskadi.

Mariano Rajoy concentra todas las miradas. Iñaki Oyarzábal lo ve "lógico, dada la expectativa de que pueda hacer las cosas bien".

Pregunta. La duda sigue siendo qué hará Rajoy en concreto.

Respuesta. La mayoría absoluta significa que hay mucha ilusión por el cambio, que se debe concretar sin prisas, pero de forma decidida, desde la investidura.

P. La política va muy rápido para una táctica de esperar y ver.

R. Por vez primera asistimos a un debate sobre lo que va a hacer ya un Gobierno que aún no lo es. Quien gobierna hoy es Zapatero aún y Rajoy no será presidente hasta finales de diciembre, y están tratando de que tome decisiones cuando aún ni tiene la potestad de hacerlo. Hay cierto nerviosismo de algunos en Euskadi para tomar decisiones ya y eso es malo. Es más lógico que la gestión de este proceso se haga con mayor solidez y prudencia y, desde luego, buscando un acuerdo mayoritario. Confío mucho en que Rajoy va a actuar con inteligencia, pero también con prudencia. Lo peor sería equivocarse por tomar decisiones precipitadas. Hay mucha pose en el discurso de PNV y del propio lehendakari cuando exigen cosas que ellos no han hecho.

"El PNV y del propio 'lehendakari' exigen cosas que ellos no han hecho"

"En todos los ámbitos hay miedo, se está gestionando con torpeza"

"El día que ETA no exista no tendrá sentido la dispersión de sus presos"

"El PSE ha hecho dejación de sus responsabilidades al frente del Gobierno"

P. Nadie le pide que tome decisiones antes de entrar en ejercicio, pero hay muchos gestos o declaraciones que ya podría hacer.

R. Como cuáles.

P. En cuestiones como la política penitenciaria o la relación con la izquierda abertzale.

R. Cuando toque lo irá haciendo. La equivocación del PNV y del PSE es esa pugna por ver quién le da más gusto a la izquierda aber-tzale. Les ha puesto muy nerviosos el resultado de Amaiur, y lo más importante es saber aguantar la presión de ese mundo. La izquierda abertzale y ETA han tardado 30 años en tomar decisiones y ese retraso ha causado muchísimo daño. No pueden pretender ahora que los demás nos movamos de un día para otro. Debemos mantener la exigencia y no bailarle el agua a Amaiur, que aún tiene mucho que demostrar.

P. ¿No está el PP dando la espalda a la realidad de que hay una fuerza política que ha sido la primera en escaños en Euskadi y tiene 285.000 votos detrás?

R. En ningún caso. Nosotros en 2000 tuvimos 323.000 votos y siete escaños en Euskadi y no solo nos daban la espalda, sino que otras fuerzas nos trataban de machacar políticamente mientras ETA nos asesinaba. Se quieren releer los resultados en Euskadi de unas elecciones en que se votaba por un cambio en España. El PP debe actuar con sensatez y poner las cosas en su sitio. En cambio, otros tratan de seguir inflando el globo de Amaiur. Lamento muchísimo que PSE y PNV no mantengan unos mínimos de exigencia y estén dispuestos a transigir con tal de caer simpáticos a Amaiur.

P. ¿Que le planteará Rajoy en enero a Urkullu y al lehendakari?

R. Pregúntele a Rajoy.

P. ¿Qué les debería plantear?

R. Desde luego, que necesitamos ir juntos y lograr acuerdos sólidos que nos permitan recorrer el camino sin marcha atrás. Les tiene que convencer de que es necesario afianzar la convivencia y la libertad en Euskadi y que eso exige mucho trabajo y que no nos pongamos zancadillas.

P. Dirigentes del PP reconocen que una vez que ETA no controla a sus presos no tiene mucho sentido una política carcelaria que se planteó para evitar eso.

R. El día que ETA no exista, que deje de controlar a sus presos, no tendrá sentido la dispersión y el acercamiento vendrá, eso nadie lo pone en duda. Algunos quieren usar el señuelo de los presos para desviar el debate. Hay que exigir a ETA y a la izquierda abertzale que den los pasos que les faltan por dar. Desde hace meses, no están dispuestos a dar más pasos. ¿Por qué? Porque están viendo que los demás les ríen las gracias. Es necesario que el PSE se dé cuenta del error que está cometiendo otra vez. Todo este proceso lo ralentiza el nerviosismo del PSE y del PNV por su vértigo al resultado de Amaiur.

P. El 20-N ha sido frustrante para el PP vasco.

R. Nos estamos esforzando por hacer un partido más abierto, centrista y que pueda tender la mano a los demás. Estamos consolidando un espacio y en condiciones de convencer a muchos socialistas desencantados o a nacionalistas a quienes les preocupa la deriva del PNV por ser más independentista que Amaiur. Podemos concitar la confianza de otros ciudadanos que pueden ver al PP como una referencia de defensa del constitucionalismo en Euskadi, porque el PSE está haciendo muchas renuncias y defraudando las esperanzas y expectativas de cambio que depositaron en él muchísimos vascos. Ha hecho dejación de sus responsabilidades al frente del Gobierno.

P. ¿Y por qué siguen entonces siendo sus socios?

R. Para tratar de empujar esas políticas de cambio. Aún queda año y medio y mucho por hacer. A medida que termina la legislatura, nuestro apoyo condicionado necesariamente nos va exigir también dar cuenta de los incumplimientos. Es distinto el respaldo al inicio de una legislatura que ahora. Nuestro apoyo leal sigue estando ahí para que hagan cosas. Para hacer las mismas políticas que hacía el PNV en muchos aspectos no tenía ningún sentido esto.

P. Hay bastante de escenificación de cara a la galería...

R. No. Vemos con preocupación cómo el PNV y el PSE tratan rápidamente de recolocarse para ver quién puede pactar con Amaiur donde sea. Si se están recolocando para el día de mañana ver quién es el socio de Amaiur nos preocupa muchísimo, y va a convertir a la PP en la única referencia nítida de defensa del Estatuto y la Constitución frente a un proyecto de Amaiur con cualquiera de los demás como socio.

P. Dicen que van a ser más exigentes con los incumplimientos del pacto. ¿Cuáles en concreto?

R. Gracias al acuerdo, los socialistas dieron un giro de 180 grados en su política antiterrorista. Hemos podido llevar a ETA a una situación límite que le ha forzado a dar los pasos que ha dado. Ahora necesitamos impedir que intente cobrarse sin asesinar lo que no ha logrado asesinando. ¿Qué echamos de menos? En todos los ámbitos hay miedo a cambiar las cosas, lentitud, se está gestionando con torpeza, sin modificaciones legislativas. El PSE sigue teniendo una especie de miedo reverencial al PNV que le impide avanzar. No quiero concretarlo en ningún área porque sirve para casi todas.

P. A ese Gobierno están a punto de apoyarle su mayor instrumento de gestión, el presupuesto.

R. Estamos respaldando los presupuestos estos años para garantizar una estabilidad que permita al Gobierno tomar decisiones. Debe tener la valentía de tomarlas, pero luego no lo hace.

P. Esa distancia coincide con un acercamiento inédito al PNV.

R. Parece que todo lo que pasa en Euskadi es inédito...

P. Nunca habían cerrado un acuerdo presupuestario con el PP en la Diputación de Bizkaia.

R. Tuvimos acuerdos de coalición con el PNV en Bilbao...

P. Nunca en Bizkaia.

R. Porque el PNV nunca lo necesitó. Estamos demostrando capacidad de acuerdo con los demás, pero mantenemos la coherencia de nuestro programa. Es perfectamente compatible respaldar al Gobierno vasco y en Bizkaia pactar con el PNV, también en aras de la estabilidad política y presupuestaria.

P. ¿La sintonía con el PNV puede ir más allá de económico?

R. Depende de a qué PNV nos refiramos. Tendemos la mano en un momento crítico para la economía en que cualquier esfuerzo por el acuerdo es positivo. No sé por qué llama tanto la atención.

P. ¿Puede UPyD ser un rival que les reste votos?

R. UPyD ha sacado en España el 4,7% y aquí el 1,8%. Sería una pena que la dispersión de un voto muy minoritario en Euskadi dé bazas a los nacionalistas.

P. Con compañeros como Pedro Sanz no necesitan enemigos.

R. Desde luego. Se deben poner instrumentos sobre la mesa para terminar de una vez por todas con estos líos entre comunidades. Somos los más afectados y los más interesados en resolver este problema cuanto antes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de diciembre de 2011