Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis empeora la movilidad y satura el aparcamiento regulado

Un 13% de los coches han pasado del garaje a aparcar en la calle en solo un año

La crisis ha echado al traste las últimas mejoras en la movilidad de Madrid capital. La caída de la economía y el aumento del desempleo han tenido un efecto colateral: no hay menos coches en las calles, sino más. Se aparca peor, y la velocidad de la circulación ha bajado ligeramente. Muchos residentes han tenido que abandonar el garaje privado, y sus coches han pasado a engrosar las hileras de vehículos que buscan una plaza libre en la calle. Y como a veces no las hay, ha crecido el aparcamiento irregular, es decir, las multas. Es el panorama que dibuja el tercer Informe del estado de la movilidad de la ciudad de Madrid, de 2010, que ayer hizo público el Ayuntamiento con varios meses de retraso.

La reconquista de las calles que ha protagonizado el coche (aumento del 1%) llega después de años de descenso de su presencia (un 7% desde 2007) en la ciudad. La tendencia de reducción de la cuota del vehículo privado, pues, se estanca. Sube el coche, y baja el transporte público, estrechamente ligado al trabajo, o a su ausencia. El estudio asegura que hay una "oportunidad de intensificar las actuales estrategias de disuasión". Entre ellas, el servicio de estacionamiento regulado. El informe apunta a que la disuasión del SER, basada en el tiempo máximo y la tarifa, "ha sido menos eficiente" en los últimos dos años. ¿Subida de los parquímetros a la vista?

- El coche, a dormir a la calle. La crisis está provocando un progresivo abandono de los garajes. "Un 13% de los vehículos de los residentes que en 2009 estacionaban en garaje, en 2010 lo hacen en la calle", señala el informe. Y eso tiene consecuencias en las plazas de aparcamiento en superficie, con más coches compitiendo por una. Madrid se parece a otras capitales europeas como Barcelona o París, en las que se ha producido el mismo efecto.

- El SER, saturado. El servicio de estacionamiento regulado no da más de sí. Al menos en el centro. Lo anunciaba el informe de 2009 y ahora se confirma. En 2010, la mayor presión sobre las plazas de residentes que ya no tienen garaje privado en el que aparcar ha derivado en más vehículos a la zona azul, cuya ocupación en el centro ha subido un 10%.

- Más coche que metro. En 2010 descienden los desplazamientos en metro un 3,5%, menos que el año anterior (5%), pero se evidencia que "es un modo que soporta mucha movilidad laboral y, en consecuencia, es muy sensible a sus descensos", señala el informe. Los autobuses de la EMT pierden un 0,85%; Renfe, un 1,3%, en su tercer año consecutivo de descenso. Por el contrario, durante 2010 el tráfico de acceso al interior de la M-30 se incrementó un 3,2%, lo que según el informe "revela un menor nivel de disuasión del SER".

- Se circula un poco más despacio. A más intensidad de tráfico en el centro de la ciudad, más dificultad para moverse. La velocidad de circulación, que llevaba años creciendo, se estanca. Descendió ligeramente en 2010: un 0,08%. Desde 2006 había venido aumentado un 4,14%.

- Aparcamos peor y nos multan más. El estudio reconoce que, pese a que en el periodo 2006-2010, la "indisciplina de estacionamiento" ha bajado un 33%, si se compara 2009 con 2010 resulta que el aparcamiento ilegal ha subido un 35%. "La mayor presión residencial sobre la zona verde del SER es uno de los factores que puede haber empujado a algunos usuarios a estacionar de forma incorrecta". Uno de cada cuatro usuarios de zona azul no aparca como debería. En 2009 el porcentaje era del 18%.

- La M-30 genera más tráfico. La vía de circunvalación "aumenta el tráfico", asegura el informe, "al funcionar cada vez más como una vía canalizadora o distribuidora de los desplazamientos que se realizan en la periferia".

- La bicicleta gana usuarios. Su uso sube un 20%, que no supone tanto en números absolutos porque aún son pocos quienes se desplazan en bici.

- Una ciudad más segura. El número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en ciudad se reduce un 23%. De las 33 víctimas mortales en 2010, 20 fueron peatones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2011