Crítica:ARTE / EXPOSICIONES
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Utopías de vanguardia Construyendo UToPíAs: de De Stijl a la New Bauhaus

Las utopías no sólo carecen de lugar sino de imágenes concretas. A pesar del esfuerzo realizado por Hans Holbein en el siglo XVI para ofrecer una imagen de la isla ideada por Tomás Moro, no ha sido posible generar una iconografía específicamente utópica. Esto se debe, tal vez, a que la utopía es una idea abstracta basada en el orden social y la ecuanimidad de la justicia. Estos conceptos, más que reclamar imágenes que muestren la felicidad de los ciudadanos utópicos o la magnificencia de los logros de su sociedad, se expresan por medio de elementos abstractos, como la tersa rectitud de la línea, el orden de la retícula o la regularidad en la sucesión de intervalos, es decir, se encarna en las sobrias leyes de la geometría. Cuando, tras los horrores de la Primera Gran Guerra, muchos artistas e intelectuales europeos se refugiaron nuevamente en la idea de utópica, reclamaron la formación de un hombre nuevo y desarrollaron un arte abstracto de raíz geométrica que hoy reconocemos bajo el término "constructivismo", entendido éste de forma laxa.

Construyendo UToPíAs: de De Stijl a la New Bauhaus

Galería Guillermo de Osma

Claudio Coello, 4. Madrid

Hasta el 17 de febrero de 2012

La galería Guillermo de Osma, que acaba de cumplir veinte años, ha reunido una espléndida colección de pequeñas obras de grandes artistas que participaron en esta utopía constructivista. No es una lección de historia ni se pretende con ella realizar una tesis, pero aquí se pueden ver algunas obras deliciosas producidas por Jean Arp, Kurt Schwitters, László Moholy-Nagy, Joaquín Torres García, Josef Albers, Lajos Kassák e incluso una extraña pieza de Constantin Brancusi, entre otras obras de 35 artistas muy significativos de la vanguardia geométrica, de los que se presentan cuadros, dibujos, esculturas, muebles, objetos y planos. El conjunto resulta sorprendente por lo sugerentes que son muchas de las piezas reunidas.

Ni el pequeño tamaño de algunas de estas obras ni las técnicas empleadas en su realización restan valor a la exposición, por el contrario, se trata de piezas íntimas, de factura espontánea, cuyo interés radica en la coherencia del conjunto, en poder ver reunidas piezas de autores diversos, desde la abstracción geométrica del grupo De Stijl hasta los experimentos de la Bauhaus, desde el purismo poscubista de Le Corbusier hasta el arte utilitario de un Noguchi. Ciertamente, más que la afición a la abstracción de la geometría el hilo que ensarta las ideas y las obras aquí expuestas es la construcción utópica de una nueva sensibilidad humana basada en la equidad y la razón, pero sus resultados distan mucho de ser fríos teoremas ya que estos artistas se expresaban con una poética cuyo atractivo radica en el rigor de sus postulados plásticos y en la valentía y desinhibición con que afrontaron la experimentación.

<i>Zwei Gelbe Flecken</i> (1947), de Kurt Schwitters.
<i>Zwei Gelbe Flecken</i> (1947), de Kurt Schwitters.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción