Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | España cambia de ciclo

Ministrables sin cartera

El banquillo del PP está encabezado por una decena de dirigentes que han acompañado a Rajoy en sus años más difíciles en la oposición

No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Forman parte de la guardia pretoriana de Rajoy, quienes le han acompañado durante los últimos ocho años de travesía del desierto. Algunos deben su carrera política al actual líder, otros son veteranos de la etapa de Aznar que han sabido reciclarse en los nuevos tiempos. Algunos aspiran a sentarse pronto en el Consejo de Ministros; otros saben que les toca esperar. Pero todos están convencidos de que Rajoy contará con ellos.

SORAYA SÁENZ DE SANTAMARÍA Una política imprevista

Llegó a la política por casualidad. Era una brillante abogada del Estado en León, y envió su currículum a Paco Villar, el veterano jefe de gabinete de Rajoy, recientemente fallecido. A Villar le gustó, ella acudió en autobús a Madrid, y la fichó para el equipo del entonces ministro de Administraciones Públicas. Ni era del PP ni tenía trayectoria política. Algunos no descartan que hubiera votado al PSOE alguna vez. Pero era eficaz y discreta, dos cualidades muy apreciadas por Rajoy.

En 2004, él la incluyó en la lista de Madrid en el puesto 18. No salió. Pero entró en el Congreso cuando Rodrigo Rato dejó la política para irse al FMI. Desde entonces, siempre con eficacia, trabajo y discreción -y con muy poco perfil político, huyendo de los titulares- fue creciendo hasta que en 2008 Rajoy decidió romper con el aznarismo y la nombró su portavoz parlamentaria. Una mujer que se casó por lo civil en Brasil y prometía y no juraba su cargo de diputada daba una imagen de modernidad opuesta al PP tradicional. "Todo el mundo tiene derecho a una oportunidad", dijo Rajoy el día que la nombró ante las miradas escépticas de los veteranos.

Sin arriesgar pero con mucha preparación -sus intervenciones de control al Gobierno las estudia a conciencia-, y gracias a la posibilidad de consultar desde la cercanía a Rajoy, ha ido consolidando una buena imagen en las encuestas. Ahora, cuando acaba de ser madre, le llega el momento de la verdad: todos dan por hecho que será vicepresidenta política. Nadie duda de su enorme capacidad de trabajo. Pero no se ha puesto a prueba aún su nivel político en un Gobierno. Ahora tendrá el poder de verdad, no el de la oposición, y deberá ejercerlo en circunstancias difíciles.- CARLOS E. CUÉ

DOLORES DE COSPEDAL La ensoñación manchega

De María Dolores de Cospedal, nacida en Madrid hace 46 años pero criada en El Bonillo (Albacete), siempre se destacan dos hechos irrefutables. Primero, el profesional: que aprobó con 26 años la oposición a la Abogacía del Estado, lo que le facilitó una meteórica carrera en la Administración en la época de Aznar. Segundo, el personal: que decidió ser madre por fecundación in vitro cuando aún era soltera. Algo inhabitual en una dirigente del PP, que la barnizó con cierto aire de modernidad que han matizado otras imágenes, como la de su presencia en la tradicional procesión del Corpus Christi de Toledo. Pero Cospedal también ha sido la primera mujer secretaria general de uno de los principales partidos políticos de España, nombrada por Rajoy para salvar la enorme crisis previa al polémico Congreso de Valencia de 2008 y para gestionar todos los marrones internos que saltaron a continuación. Desde mayo pasado es también la primera presidenta de Castilla-La Mancha. Unos miles de votos en la provincia de Guadalajara le dieron la mayoría absoluta y le permitieron hacerse con una comunidad gobernada por los socialistas durante 21 años. Su actual cargo la excluye de la lista de ministrables, pero ella aspira, pese a las críticas internas, a mantenerse firme al timón del partido. Y esperar su oportunidad.- JAVIER CASQUEIRO

ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN El eterno aspirante

La figura de Alberto Ruiz-Gallardón ha protagonizado la vida política madrileña durante los últimos 25 años. Tras su frustrado intento de acompañar a Rajoy en 2008, el alcalde ocupa ahora el cuarto lugar en la candidatura del PP por Madrid. Gallardón comenzó su carrera política en 1983 como concejal en el Ayuntamiento de la capital con solo 25 años. Hijo de José María Ruiz-Gallardón, miembro de la ejecutiva de Alianza Popular, su carrera política fue fulgurante. En 1986, con tan solo 28 años, ocupó la secretaría general de AP de forma provisional. Un año más tarde libró su primer pulso con el socialista Joaquín Leguina para hacerse con la presidencia de la Comunidad de Madrid. Lo logró tras perder dos elecciones, en 1995. Tras ocho años al frente de la Comunidad, José María Aznar, expresidente del PP, lo envío al Ayuntamiento en 2003 para competir por la alcaldía con Trinidad Jiménez (PSOE). Durante su mandato al frente del Consistorio, el alcalde soterró buena parte de la M-30 a costa de convertir a la ciudad en la más endeudada de toda España. Gallardón ha embarcado a la ciudad en tres carreras olímpicas desde que es alcalde, sin éxito hasta el momento. Durante este periodo ha mantenido frecuentes roces con su compañera de partido Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Hace cuatro años apostó fuerte por ir en las listas al Congreso, pero las luchas internas del partido le dejaron fuera. Amenazó con abandonar la política, pero su ambición lo mantuvo al frente del Ayuntamiento. Ahora parece cerca de ocupar uno de los sillones del consejo de Ministros que presidirá Rajoy.- J. SÉRVULO GONZÁLEZ

ESTEBAN GONZÁLEZ PONS La navaja de Rajoy

Esteban González Pons (Valencia, 1964) es uno de los principales lanceros de Rajoy, quien lo convirtió en vicesecretario de Comunicación del PP en agradecimiento por el apoyo que le prestó el presidente valenciano, Francisco Camps, en el decisivo congreso de Valencia. Antes había sido el portavoz del PP en el Senado y había ocupado tres consejerías en el Gobierno valenciano, pero es en su papel de azote de Zapatero donde más protagonismo ha alcanzado. Su desbordante efervescencia verbal le ha hecho derrapar en algunas ocasiones, como cuando prometió 3,5 millones de empleos o cuando llamó idiotas a los votantes del PSOE.- MIQUEL ALBEROLA

JORGE MORAGAS El seductor

Bromean en el PP asegurando que hay un premio para quien tenga una foto con Rajoy en la que no aparezca Jorge Moragas en segundo plano. Y que por ahora nadie lo ha ganado. Este barcelonés de 46 años, con un cargo que apenas cabe en su tarjeta de visita -coordinador de Presidencia y Relaciones Internacionales del PP- se ha convertido en la sombra del líder. José María Aznar se lo encontró en el departamento de protocolo de La Moncloa cuando llegó en 1996 y debió gustarle, ya que Javier Zarzalejos, su fontanero mayor, lo fichó como jefe de gabinete dos años después, cambiando así una carrera diplomática apenas iniciada por el aparato del partido. Ya estaba en Génova cuando Rajoy fue elegido sucesor de Aznar, y también debió seducirle su melena traviesa y su sonrisa franca, pues no se ha separado de él desde que le organizó la primera gira internacional en 2004. Incluso le ha representado, como en la reciente cumbre de la Unión Democrática Internacional, en la que trasladó un mensaje de Rajoy al primer ministro británico, David Cameron. Su mayor habilidad ha sido estar en el lugar oportuno y saber granjearse la confianza del nuevo jefe. Rajoy le conservará cerca.- MIGUEL GONZÁLEZ

JAVIER ARENAS El superviviente

Si tras un naufragio hay un bote a la deriva, una tabla a la que asirse o un simple trozo de corcho al que agarrarse, ahí siempre estará Javier Arenas, uno de los pocos dirigentes (junto a Rajoy o Trillo) que permanece en la primera línea de mando del PP desde hace más de 20 años. Arenas (Sevilla, 1957) ha sido casi todo en la política nacional (vicepresidente del Gobierno, ministro y secretario general del PP), a la que, según dice, no quiere regresar. Si quisiera, lo haría: Rajoy no olvida que en 2008, tras su segunda derrota electoral, tejió la red de apoyos que le permitieron mantener el liderazgo en el PP pese a la operación de acoso y derribo auspiciada desde dentro del partido con la colaboración de medios de la derecha. Y eso que fue Rajoy quien le obligó a regresar a Andalucía, la comunidad más difícil para el PP, a pesar de que él prefería quedarse en Madrid como secretario general o portavoz en el Congreso. Político habilidoso, se hizo el más marianista de todos los marianistas (igual que ha sido el más centrista o el más duro, si es lo que toca). Poco a poco su ascendencia sobre Rajoy ha ido creciendo, hasta el punto de que ahora se le considera una de las personas más influyentes de su entorno. Tres veces ha sido candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía y tres veces ha fracasado. Su reválida llegará en marzo de 2012, ahora sí con todas las encuestas a favor, aunque él no se fía, porque sabe que necesita la mayoría absoluta para asegurarse el cargo. Pero, pase lo que pase, hay algo que puede darse por descontado: Arenas sobrevivirá.- LUIS BARBERO

CRISTÓBAL MONTORO La voz económica

Cristóbal Montoro (Jaén, 1950) es un tipo soso, aburrido... repetible. Lo ha definido así quien mejor lo conoce: el propio Cristóbal Montoro. Doctor en Ciencias Económicas, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Cantabria, diputado en cinco legislaturas, exministro de Hacienda (2000-2004) y exeurodiputado, Montoro ha sido la voz del PP en cuestiones económicas en los últimos tres años. Ahora está en todas las quinielas para formar parte del futuro Gobierno del PP. "Cuenta con posibilidades", asegura un excompañero de Gabinete. Porque Montoro tiene una amplia hoja de servicios. En ella se incluye la autoría de los sucesivos planes liberalizadores del PP y los ajustes últimos para la incorporación de España a la unión monetaria europea en 1999, bajo la batuta del entonces vicepresidente Rodrigo Rato. "Cristóbal es de los de primera hora, de los del 93, del clan inicial, no de los del 96", asegura otro exministro de Aznar. Entre sus puntos débiles está que no domina idiomas. No es un asunto menor.

Pero si no conecta con la modernidad en materia de idiomas, la base de su pensamiento sí está en sintonía con la ola de peticiones que llegan desde las organizaciones empresariales. En los 90, Montoro ya proponía el freno a la presión fiscal, la flexibilidad en el mercado de trabajo y la contención salarial. Sin medias tintas. Montoro, que en los últimos tiempos ha añadido barniz político al perfil profesoral y técnico, tiene facilidad, aseguran, para explicar de forma pedagógica cuestiones económicas arduas. Lo que no significa que siempre acierte en sus análisis y exposiciones. Todavía hay quien recuerda cómo siendo secretario de Estado de Hacienda logró hundir la cotización en Bolsa de los grandes bancos al advertir, en plena crisis asiática, de los riesgos asumidos por las entidades en América Latina. Fue un lunar que llegó a convertirse en absceso con el caso Gescartera. Por resumir: una agencia de valores que estafó 120 millones de euros a miles de inversores y que tenía como mascarón de proa (presidenta) a la hermana del secretario de Estado de Hacienda de entonces, Enrique Giménez-Reyna, subordinado de Montoro. El secretario de Estado se vio obligado a dimitir y su hermana fue condenada a tres años y medio de cárcel.- SANTIAGO CARCAR

ANA PASTOR La escudera fiel

Si se pregunta a un ciudadano medianamente informado por el nombre de un político del PP que haya sido alto cargo en los ministerios de Educación, Presidencia e Interior con los Gobiernos de José María Aznar y que haya obtenido escaño en el Congreso por Pontevedra, es fácil que nombre a Mariano Rajoy. Y es que la carrera de Ana Pastor Julián (Cubillos de Pan, Zamora, 1957) está tan ligada a la del líder del PP que ha estado en casi todos sus equipos de confianza. Solo en su etapa como ministra de Sanidad (2002- 2004) no dependía jerárquicamente de él. Casada y sin hijos, médica de formación y funcionaria de carrera, ha sido la cara visible del Partido Popular en temas de Sanidad, Educación y Dependencia durante los últimos años. Pese a ello, es difícil encontrar declaraciones altisonantes en su boca. Ella prefiere el perfil técnico a las honduras ideológicas. Los ataques a la ley del aborto, la muerte digna, o la reproducción humana asistida (investigación con embriones incluida), por ejemplo, se los deja a otros dirigentes del PP. Sería la candidata perfecta para la cartera de Sanidad, si no fuera porque ya ocupó este puesto hace ocho años y porque, con los recortes que se avecinan, este ministerio puede resultar un regalo envenenado. En todo caso, Rajoy contará con ella.- EMILIO DE BENITO

FEDERICO TRILLO El incombustible

El coordinador de justicia y libertades públicas del PP, Federico Trillo (Cartagena, 1952) es, junto a Arenas, uno de los escasos miembros de la vieja guardia de Aznar cuya influencia se ha mantenido con Rajoy. Expresidente del Congreso y exministro de Defensa, este miembro del Opus Dei ha sido el interlocutor del PP con el Gobierno a la hora de negociar la política antiterrorista o los nombramientos en la cúpula del Poder Judicial. Quizá por ello, se hizo cargo de urdir la defensa de los cargos del PP imputados por su implicación en la trama Gürtel. Su trayectoria política está jalonada de frases memorables, del "¡Manda güevos!", que pronunció en el hemiciclo; al "¡Viva Honduras!", con que arengó a las tropas salvadoreñas en Irak.

Pero su paso por la cartera de Defensa (2000-2004) se recuerda sobre todo por la tragedia del Yak-42, el avión ucraniano que se estrelló con 62 militares españoles que regresaban de cumplir su misión en Afganistán. Trilló encargó al general Vicente Navarro que acelerase la repatriación de las víctimas y este fue condenado por falsear la identidad de 30 cadáveres, que fueron enterrados con nombre falso. Eso hubiera acabado con la carrera política de cualquiera, pero no con la de Trillo. Él, que nunca dimitió, se encargó de convencer al presidente valenciano de Francisco Camps de que renunciara al cargo por el caso de los trajes. Solo por eso Mariano Rajoy está en deuda con él.- JOSÉ YOLDI

JOSÉ MANUEL SORIA El estratega canario

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, José Manuel Soria (Las Palmas de Gran Canaria, 1958) ha tenido una carrera política meteórica desde que en 1995 fuera elegido alcalde de su localidad natal. El Ayuntamiento le sirvió de trampolín para hacerse, cuatro años después, con la presidencia del PP canario y, en 2003, con la del Cabildo de Gran Canaria. Los escándalos urbanísticos que relacionaron a altos cargos del PP con la corrupción (casos Bango, Eólico, Faycan y Salmón) no le impidieron llegar al Gobierno regional, como vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, tras pactar con Coalición Canaria en 2007.

El apoyo de los nacionalistas canarios en el Congreso a los presupuestos de Zapatero en 2010 le llevaron a romper el pacto y pasar a la oposición, donde todavía sigue el Partido Popular a pesar de ser la fuerza más votada. Un repliegue táctico o tal vez un movimiento estratégico de un político del que, quienes le conocen, alaban sobre todo su habilidad para medir los tiempos.- PEDRO MURILLO /b>

ANA MATO La guardiana de Génova

Licenciada en Ciencias Políticas y en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y profesora de la universidad a distancia (UNED), Ana Mato (Madrid, 1959) lleva en el aparato del PP desde 1983 salvo en dos etapas: cuando formó parte del gabinete del entonces presidente de Castilla y León, José María Aznar (1987-91), y cuando fue eurodiputada (2004-08). Por eso, es una de las personas que mejor conoce la organización del partido, hasta su más mínimo detalle.

Formó parte del equipo de confianza de Aznar, pero Rajoy la rescató en abril de 2004 para encargarle la vicesecretaría de Organización del partido y ahora le ha encomendado su campaña electoral. Su actividad no ha estado exenta de polémica por la implicación de su exmarido, Jesús Sepúlveda, en el caso Gürtel y por declaraciones como las que ponían en cuestión el modelo educativo andaluz.-FERNANDO GAREA/b>

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 2011