Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige que los imputados en Gürtel abandonen las instituciones

Los partidos de la oposición exigieron ayer que los cargos públicos imputados en el caso Gürtel abandonen las instituciones en tanto se resuelven las causas judiciales en las que están inmersos. La petición coincidió con la noticia de que tres nuevos altos cargos de la Generalitat han sido imputados por los supuestos delitos de cohecho y prevaricación por el juez José Ceres, que instruye la principal causa de Gürtel en Valencia, en la que se investiga la financiación ilegal (delito electoral) del PP regional así como las irregularidades aparentemente cometidas en la adjudicación de contratos millonarios a Orange Market, la empresa de Álvaro Pérez, El Bigotes.

El portavoz de Compromís en las Cortes, Enric Morera, señaló que la Generalitat mantiene las mismas prácticas que tenía en la época en que contrataba con Gürtel. Morera afirmó que la Consejería de Infraestructuras ha licitado una consultoría sobre cuestiones aeroportuarias por 436.128 euros con el requisito de "tener la oficina a 500 metros de la sede de la conselleria".

Los socialistas pidieron explicaciones a la alcaldesa de Elche, Mercedes Alonso, del PP, por haber fichado como gerente del Instituto de Turismo del municipio a Isaac Vidal, exdirectivo de la Agencia Valenciana de Turismo, que es otro de los nuevos imputados en la causa por Ceres. "Una vez más, Mercedes Alonso trae el Gürtel a esta ciudad. El presidente Alberto Fabra se desentiende de los supuestos implicados en el caso y Mercedes Alonso, que como sabemos le une una ferviente amistad con El Bigotes, les da cobijo", afirmó Francisc Rubio, del grupo municipal socialista.

La portavoz parlamentaria de Esquerra Unida, Marga Sanz, afirmó que el "iceberg de la corrupción está saliendo a la superficie; Gürtel no ha acabado". Sanz reclamó que los imputados en el caso de corrupción política dejen sus cargos "como Francisco Camps sin ir más lejos". El expresidente de la Generalitat será juzgado el 12 de diciembre por haber aceptado presuntamente dádivas de la red mafiosa. La dirigente de EU consideró que la imputación de Dora Ibars, adscrita a Presidencia de la Generalitat confirma "que la presunta corrupción en el Consell estaba muy cerca del propio Camps".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de noviembre de 2011