Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro pueblo que se queda sin tren

La Comunidad cierra a final de año la línea de San Martín de la Vega - Varios municipios de la sierra se quedaron sin parada el invierno pasado

El cierre de la temporada del parque Warner, a finales de diciembre, traerá consigo otro cierre, el de la línea de Cercanías que comunica el municipio de San Martín de la Vega (18.863 habitantes) con el resto de la región. El Consorcio Regional de Transportes justifica el cierre de esta conexión por el escaso número de viajeros (unos 190 usuarios al día) que eligen el tren para desplazarse. El ahorro que supone para las arcas públicas suprimir el ramal que comunica Pinto con San Martín de la Vega —con parada intermedia en el parque de atracciones— es de 3,3 millones de euros al año. El servicio, aseguró un portavoz de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, no se reanudará en primavera cuando arranque la nueva temporada de la Warner.

El ramal transporta solo 190 pasajeros al día, justifica la Comunidad

El tren ha ido perdiendo paulatinamente usuarios desde su inauguración. Dos años después de la apertura, en 2004, contaba con algo menos de 600 viajeros diarios que se incrementaban a más de 2.000 durante los fines de semana del verano gracias al parque de atracciones.

Este municipio no es el primero que se queda sin conexión ferroviaria. Desde el invierno pasado, los trenes de la línea C-9, la única que queda de vía estrecha en la región y que comunica Cercedilla con Cotos, en la sierra, ya no paran en los apeaderos intermedios. Las estaciones afectadas fueron seis: Cercedilla Pueblo, Las Eras - Los Castaños, Camorritos, Siete Picos, Dos Castillas y Vaquerizas. Hasta entonces, para bajarse en uno de estos apeaderos había que avisar al conductor pulsando un timbre. Los vecinos de la zona recogieron firmas para evitar el cierre, pero no tuvieron éxito.

Sin conexión ferroviaria, la única opción de transporte público que le queda a los vecinos de San Martín de la Vega es el autobús. El municipio cuenta con dos líneas urbanas y cuatro interurbanas. Dos de ellas comunican el pueblo con Madrid capital y las otras dos, con Valdemoro (con final en el hospital) y Aranjuez. También incluyen conexión con el parque de ocio familiar. La Comunidad de Madrid aseguró ayer que reforzará estos recorridos "si hace falta". Las líneas de Madrid, la 412 y la 415, que salen de Villaverde Bajo - Cruce, tienen una frecuencia de paso que oscila entre los 15 minutos en hora punta de los días laborables y la hora y media en domingos y festivos. El trayecto en los autobuses, con mayor frecuencia de paso que los trenes, cuesta 3 euros. El viaje en tren es ligeramente más barato: 2,8 euros por recorrido.

La línea C-3a, que une Pinto con San Martín de la Vega, se inauguró en abril de 2002, con Alberto Ruiz-Gallardón como presidente de la Comunidad de Madrid. El ramal, de algo más de 15 kilómetros, se pagó con 85 millones de euros con la intención de que comunicara el Parque Warner con el resto de la red ferroviaria. Permitía a los vecinos llegar a la capital en unos 20 minutos. Pese a que la construyó la Comunidad, un convenio posterior con Renfe permitió que fuera el operador el que la gestionase y mantuviera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2011