Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La RAE, a los tribunales

La entrevista a Manuel Seco, publicada en EL PAÍS el 21 de octubre, sobre la nueva Ortografía de la lengua española, terminaba de esta forma: "tendría que haber llevado a la Academia a los tribunales". Estoy de acuerdo y agradezco mucho su opinión.

Llevo muchos años dando clases de español para extranjeros y siempre he considerado que las reglas que explican la separación silábica de los diptongos e hiatos no funcionan siempre y muy especialmente en los monosílabos, pero nunca se me había ocurrido pensar que un día la Academia iba a cambiar su pronunciación para adaptarla a las reglas, ya que es esto lo que ha hecho al quitarle, por ejemplo, el acento al tan traído y llevado "guion".

La Academia, queriendo simplificar una lengua que fonética y ortográficamente ya es de por sí una perita en dulce, no hace más que complicarla quitando unas tildes cuya pronunciación exige, si no quiere que se pronuncien de otra manera. ¿Tanto hubiera costado simplemente aceptar que las excepciones confirman las reglas?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 2011