Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PUBLICIDAD

Más marcas boicotean 'La noria'

La decisión de algunos anunciantes de retirar la publicidad de La noria tras entrevistar el sábado pasado a la madre de El Cuco, uno de los implicados en el caso Marta del Castillo, fue ayer muy bien recibida por Antonio del Castillo. El padre de la joven sevillana aprovechó su intervención en el magacín de Antena 3 Espejo público, que presenta Susanna Griso, para aplaudir el gesto de las firmas. "Doy las gracias en nombre de mi familia y de los que nos apoyan. Son programas que para mí no merecen llamarse ni programas", dijo.

Panrico Donuts y Queso Milner se sumaron ayer al boicot al espacio de Telecinco que presenta Jordi González. Estas marcas renunciaron a promocionarse en La noria siguiendo los pasos que el jueves pasado iniciaron Nestlé, Campofrío, President, Puleva y Bayer.

Lo que ha movido a las citadas marcas a esta decisión ha sido la polémica en las redes sociales originada por las firmas (más de 9.000) que han recogido la iniciativa del periodista y bloguero Pablo Herreros en la plataforma Actuable, en la cual exigía a las empresas que se anunciaron durante la entrevista que retiraran su apoyo comercial.

Además, el 2 de noviembre, la Fiscalía de Sevilla pidió al Juzgado de Menores que sigue el caso de la muerte de Marta del Castillo que intervenga el dinero que parece haber cobrado Rosalía García, que ronda los 10.000 euros. Telecinco sigue sin pronunciarse al respecto, pero Jordi González señaló "a título personal" en su Twitter, que todo el asunto gira en torno a "estudiantes y aficionados al marketing: una empresa de embutidos ha visto la oportunidad de una campaña de imagen que le sale gratis, y la ha aprovechado", escribió.

Herreros, por su parte, declaró a Efe que esta controversia puede significar un "toque de atención" a las televisiones para que eliminen de sus parrillas los contenidos que "rozan la ilegalidad". "Me parece muy sano que seamos los consumidores los que fijemos a las marcas que no puedan respaldar ese tipo de contenidos. Si se corta el flujo de la publicidad, quizá los programas empiecen a ser más prudentes y a respetar los límites", opinó.

Nestlé, al igual que señaló el jueves Lactatis (Puleva y President), manifestó que ellos no conocen de antemano "los contenidos de un programa que coincide con la emisión de su publicidad", pero que una vez conocido, han cortado por lo sano porque "dicho contenido contradice sus principios corporativos". Panrico señaló que "no comparte ni se identifica con los contenidos" del programa, mientras que sí "es sensible a las opiniones de sus clientes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de noviembre de 2011