Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Autoridad Palestina busca el reconocimiento en 16 agencias de la ONU

Las autoridades palestinas no se dejan amedrentar por la reacción frontal de rechazo que en Estados Unidos han generado sus maniobras para ser miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas. Los representantes de la Autoridad Palestina se preparan para utilizar su ingreso del lunes en la Unesco para utilizarlo como el inicio de una batalla diplomática más amplia para estar en otras agencias.

Las intenciones de los palestinos las ha dejado muy claras Ibrahim Khraishi, su principal representante en Ginebra. En pocas semanas quieren logran un reconocimiento similar para sumarse a otros 16 órganos que tejen el entramado de la ONU. Se trata, en sus propias palabras, de "rentabilizar" el apoyo que tienen entre buena parte de los miembros del organismo, donde Palestina aspira a ser miembro de la Asamblea General.

"Estamos estudiando aún cuándo moveremos ficha para ser miembros plenos en otras agencias", ha dicho Khraishi a la agencia Associated Press, consciente de que el voto del lunes en la Unesco creó un importante "precedente", al permitir a Palestina una participación muy amplia en las actividades de uno de los órganos que más visibilidad dan al trabajo de la ONU.

La entrada en la Unesco facilitaría a los palestinos el camino para estar en el organismo de la ONU que regula a escala global la propiedad intelectual World Intelectual Property Organization (WIPO). Lo que está aún por ver es si el previo reconocimiento de una agencia especializada lo hace automático en el resto de órganos.

También en Ginebra tiene su sede la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los portavoces de la OMS recuerdan que cualquier Estado miembro puede formar parte de la agencia. No es el caso de Palestina, que para lograr ese estatus debe contar con el refrendo del Consejo de Seguridad, donde EE UU amenaza con vetar cualquier acción. La solicitud de la Autoridad Palestina en la OMS podría salir adelante si en su reunión anual consigue los votos suficientes.

Las otras grandes agencias en las que Palestina estaría buscando el ingreso son la Organización Internacional del Trabajo, la Unión Internacional de las Telecomunicaciones y la Agencia Internacional para la Energía Atómica. El voto en la Unesco fue muy amplio. Contra la iniciativa palestina votaron EE UU, Canadá y Alemania.

La primera puerta abierta en la Unesco no es casual. Las competencias de esta agencia se concentran en el ámbito de la educación, la cultura, la comunicación e información y la ciencia. Pero su misión es más amplia y consiste en crear las condiciones para un diálogo entre civilizaciones, culturas y pueblos, con el objetivo de reducir la pobreza y fomentar el desarrollo.

La idea de Palestina es afrontar el proceso paso a paso, agencia por agencia. Pero la ofensiva para tener la mayor presencia posible en Naciones Unidas es mucho más ambiciosa y, a partir de lo expresado por Khraishi, irá acompañada de acciones para tener voz propia en otras instituciones internacionales. Una estrategia que no gusta a EE UU.

Israel, principal aliado estadounidense en Oriente Medio, opina que esta ofensiva mina los esfuerzos que se están haciendo en el proceso de paz y advierte que la presencia de Palestina puede acabar dañando el trabajo de la ONU. EE UU, principal contribuyente al presupuesto de la institución, anunció tras el voto que cortará los fondos a la Unesco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2011