Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El almacenamiento del aceite frustra a las cooperativas

La UE rechaza ayudas para la mitad de las toneladas

Después de casi un año solicitando a Bruselas la activación del almacenamiento privado como vía para relanzar los precios en origen del aceite de oliva, la frustración se ha instalado entre las cooperativas andaluzas. El Comité de Gestión de la UE ha rechazado casi la mitad de las más de 19.000 toneladas de aceite de oliva virgen que habían sido validadas en la primera licitación, mientras que ha propuesto una ayuda a los productores de 1,30 euros por tonelada y día, la misma cantidad que la última activación en 2009. Se abre ahora una segunda licitación hasta el 8 de noviembre, pero el sector ya no oculta sus recelos hacia un mecanismo que considera desfasado e ineficaz.

Desde la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) se responsabiliza en parte a la Consejería de Agricultura de la exigua cantidad de aceite validado para el almacenamiento. En concreto, se lamenta que 3.578,2 toneladas fueron rechazadas inicialmente, 2.500 de ellas porque el aval correspondiente de la Junta no iba ajustado al céntimo. "Un hecho que demuestra la falta de apoyo de la Consejería de Agricultura en este asunto, el cual podría haber sido perfectamente subsanable", indicó el gerente de Faeca, Rafael Sánchez de Puerta.

Pero los productores se quejan también de que la ayuda fijada para compensar por el almacenamiento no tiene en cuenta el incremento de costes registrado en los dos últimos años. El propio ministerio que dirige Rosa Aguilar justificó un importe para los costes superior a 1,50 euros por toneladas y día, mientras que Bruselas ha dejado fuera a la mitad del aceite ofertado o, lo que es lo mismo, a 9.163 toneladas de aceite de oliva virgen ofertadas a 1,35 y 1,40 euros por toneladas y día. Las cooperativas ya valoraron en su momento que el almacenamiento llegaba muy tarde -en vísperas de una próxima campaña- y de forma restrictiva, al aplicarse exclusivamente a los aceites de categoría virgen, dejando fuera a los lampantes, que son los mayoritarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 2011