Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
INSTALACIONES

El amianto ataca RTVE

La corporación derribará varios edificios contaminados en las instalaciones de Prado del Rey

Las medidas aplicadas hasta ahora para intentar erradicar el amianto de varios edificios de RTVE en la sede de Prado del Rey han sido insuficientes. El Consejo de Administración de la corporación ha decidido esta semana que se derriben parte de las instalaciones de la televisión pública que se alzan en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. La piqueta llegará a los estudios 10 y 11, que fueron clausurados hace siete meses tras detectar amianto en las paredes, las pasarelas de iluminación y el falso techo de virutex. Programas que se realizaban en los platós fueron trasladados a otros de Prado de Rey libres de contaminación o a los Estudios Buñuel. Versión española, Tendido cero, Cine de barrio y el infantil Pizzicato se vieron obligados a migrar.

En esta operación también serán demolidos los edificios de climatización, vestuario, moviolas, el taller de decorados, los almacenes de iluminación y grúas. El derribo se abordará de manera gradual, para que no se vea resentida la producción, según explican fuentes de la compañía. Y para que los presupuestos tampoco se descuadren, la inversión se realizará a lo largo de cinco a seis ejercicios.

Derribar estas instalaciones y construir unas nuevas acarreará un coste de 70 millones de euros, según datos recogidos por la sección sindical de CC OO en el grupo estatal. Algunos de estos edficios están obsoletos y fuera de uso y resulta más económico derrumbarlos y construir de nuevo que rehabilitarlo, según RTVE.

En Prado del Rey se levantará un inmueble para premontaje (2.500 metros cuadrados), otro para controles (4.000) y una redacción digital para programas no informativos (5.000). También se edificarán dos platós de 800 y 2.000 metros cuadrados, respectivamente. Mientras tanto, a los Estudios Buñuel se trasladarán los equipos con tecnología de alta definición, que previamente tendrán que ser desamiantados.

Ante la disyuntiva "amianto cero" o "riesgo cero", RTVE se ha inclinado por la primera opción. En 2008 y en 2010 se llevaron a cabo tareas para limpiar varios edificios. Dado el fracaso de estas actuaciones, el Consejo ha decidido demandar a la empresa que llevó a cabo los trabajos. "Se ha visto cómo al cabo del tiempo han aparecido en los conductos partículas de amianto, aunque sin riesgo para la salud", aseguran fuentes del grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de octubre de 2011