Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y PP apoyan el reconocimiento del Estado palestino

Moratinos y Arístegui participan en un debate organizado por EL PAÍS

Tanto Miguel Ángel Moratinos, exministro de Exteriores socialista, como el diputado del PP especialista en temas internacionales Gustavo de Arístegui coincidieron ayer en apoyar en público el reconocimiento del Estado palestino, planteado en fecha reciente en la Asamblea General de la ONU. En un debate organizado por EL PAÍS celebrado en Madrid ante centenares de personas, ambos políticos defendieron la existencia de dos Estados en Oriente Próximo, si bien Moratinos calificó de "oportuno, urgente y necesario" ese reconocimiento, mientras Arístegui insistió en la necesidad de reanudar las negociaciones entre palestinos e israelíes. Con una larga trayectoria de conocimiento de la zona, el político socialista y el diputado popular recalcaron que la condición necesaria para que prospere la paz en Oriente Próximo pasa ineludiblemente por la necesidad de reconocimiento de la existencia del otro.

El parlamentario del PP también matizó que el futuro Estado palestino tiene que ser "geográficamente y económicamente viable" al tiempo que ha de ser "democrático y creíble". "Dos Estados es la única solución", concluyó Arístegui. Por su parte, Moratinos recordó que Israel proclamó su Estado en 1947 "sin pedir permiso a nadie y de forma unilateral" y emplazó a Estados Unidos y a Israel a que no consideren negativamente una decisión unilateral de los palestinos. "Ha faltado diplomacia", agregó el exministro de Exteriores, "para explicar a Israel que esa decisión no va en su contra".

El papel de abogada del diablo lo desempeñó la periodista Teresa Aranguren, experta en la zona, que señaló: "Israel no ha sufrido nunca una presión de la comunidad internacional para que cumpliera las resoluciones de la ONU". Las manifestaciones de Aranguren dieron pie a que Moratinos contestara que "las presiones a Israel no funcionan porque no se van a ejercer". Tanto Moratinos como Arístegui explicaron que el principal temor de Israel apunta a la influencia de Irán en la región a través de organizaciones como Hamás y Hezbolá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 2011