Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los payeses protestan por el bajo precio al que venden sus cosechas

Un millar de campesinos de Unió de Pagesos (UP) se manifestaron ayer en Lleida contra los bajos precios de los productos del campo, que ponen al borde de la ruina a agricultores y ganaderos, y que son una "imposición de la gran distribución", según UP. La manifestación, que se desarrolló sin incidentes desde la avenida de Lluís Companys hasta la Fira de Lleida, cortó durante hora y media la circulación en el centro de la ciudad.

Los agricultores solicitan tanto al Gobierno central como a la Generalitat que se pongan a trabajar en la reforma de la Política Agraria Comunitaria que se debate en Bruselas, en la que las Administraciones españolas están "desaparecidas", según Unió de Pagesos.

El sindicato pide a las Administraciones que fijen normas de intervención sobre el mercado en situaciones de crisis y que se alcance un equilibrio entre unos agentes y otros para que todo el mundo pueda "ganarse la vida". "No puede ser que las grandes cadenas presenten beneficios millonarios y los productores se estén arruinando", resumió ayer Josep Cabré, coordinador de UP en Lleida.

La cosecha de este año ha sido muy mala y los precios de venta del payés están casi siempre por debajo de los costes de producción, situación que se da en la uva y la aceituna, y en gran medida en el sector ganadero. Los bajos precios para el productor de la fruta dulce -melocotones, nectarinas, peras y manzanas, por ejemplo- agravan más la crisis del sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de octubre de 2011