Johnson asegura que hasta 2014 habrá campeonato de Fórmula 1

Vela estudiará la rentabilidad de los grandes eventos antes de suprimirlos

El consejero de Hacienda del Gobierno valenciano, José Manuel Vela, confesó el martes pasado a un sindicato que debía de convencer al PP de que grandes eventos como la hípica, la vela o las carreras de coches no eran productivos para la economía valenciana. Sobre todo, en una época de crisis y recortes públicos como la actual.

Una reflexión que no comparten ni la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, Lola Johnson, ni la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que ayer defendieron la continuidad de estos grandes eventos, siempre que sean rentables social y económicamente, o simplemente de promoción. "Valencia empieza a recoger los frutos de las inversiones que se han realizado", apuntó Johnson en relación al auge del turismo. Ambas se entrevistaron en el Consistorio para repasar cuestiones que afectan a ambas administraciones, pero básicamente se centraron en acciones relacionadas con el turismo.

La portavoz del Consell y Barberá discrepan del consejero Vela
La oposición cuestiona la rentabilidad de los grandes eventos
Más información
Un evento elitista y ruinoso, según la oposición

La consejera y la regidora prefirieron reinterpretar las declaraciones realizadas por José Manuel Vela: "Lo que el consejero ha trasladado es que el Consell está dispuesto a mantener esta política porque cree que ha sido muy bueno para la Comunidad, pero en cada momento hay que revisarla", manifestó la consejera.

Al otro lado de la ciudad, el consejero Vela respondía a las preguntas de los periodistas, que le pidieron su opinión sobre los grandes eventos. "Algunos han sido rentables y otros menos", dijo mientras reconocía que el Consell está analizando los informes de impacto económico de los que dispone "para decidir si los mantiene todos, los quita, quita unos o no quita ninguno".

Según Vela, "seguirá habiendo grandes proyectos, lo único que se va a hacer es racionalizar o bien su número o bien su grado de intensidad". La decisión se tomará en función de los recursos que recibe el evento y su impacto económico. "Aunque si me preguntan qué gran proyecto me gusta más, les diré que el fútbol y los toros", ironizó.

Barberá, que ha metido la tijera con la suspensión del festival de cine Mostra de València y ha advertido que habrá más recortes en 2012, reivindicó sin matices la Copa del América. "No es ni todo blanco ni todo negro. La America's Cup fue un éxito y volvería a hacerlo", se reafirmó. Según la regidora, de aquel evento ha salido todo lo demás.

Pero no todos los acontecimientos que ha arrastrado la America's Cup han valido la pena. Según Barberá y Johnson, el único gran evento que se ha descartado es la Global Champion Tour, una prueba hípica de élite que se ha celebrado tres veces consecutivas en la Ciutat de les Arts y cuyo coste y retornos a la ciudad se desconocen.

El resto de acontecimientos deportivos se mantendrán, dio a entender la consejera. En cuanto a la posibilidad de que Valencia albergue la final de la Copa Davis -hay que pagar un canon a los organizadores-, Johnson dijo que es una posibilidad que "ilusiona". De momento, el Consistorio ha pedido a Madrid un informe sobre el impacto económico que le supuso a esta capital ser sede de la semifinal de la Davis, pero Barberá ya se ofreció hace unos días a albergar la final de tenis. Sevilla también está interesada.

Interpelada sobre el futuro del Gran Premio de Europa de F-1, que lleva tres ediciones celebrándose, Johnson aseguró que está garantizado hasta 2014. El contrato con el empresario Bernie Ecclestone -por el que se pagan unos 17 millones de euros anuales de canon- tampoco da mayor margen de maniobra. La consejera portavoz confirmó que "sigue existiendo la intención de prorrogarlo en las mejores condiciones posibles". Johnson no descartó la posibilidad de compartir el gran premio con el circuito catalán de Montmeló pero precisó que el calendario de las carreras ni es responsabilidad ni lo pone la Generalitat. Y del Open de Tenis quedan, también por contrato, dos ediciones más.

En respuesta a las peticiones de la oposición, que ha solicitado a Barberá que ponga fin a los grandes eventos que no son rentables, la regidora se quitó de encima la responsabilidad cuando dijo que Valencia no pone "ni un duro" en el canon de la F-1, y solo se hace cargo de los servicios extra de mantenimiento para la celebración de la carrera.

Barberá criticó, por otro lado, la "ansiedad" de las compañías eléctricas a la hora de cobrar sus facturas y señaló que no le parece "justo" que estén "amenazando" y "cortando la luz" a las instituciones públicas. La regidora hizo estas declaraciones al ser preguntada por la amenaza de corte de luz que afecta al despacho del presidente, Alberto Fabra.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS