Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España apoya el reconocimiento de Palestina en la ONU

Jiménez defiende el estatuto de Estado observador como primer paso

La posición española sobre las aspiraciones de Palestina ya está clara. Trinidad Jiménez aseguró la pasada madrugada ante las Naciones Unidas que la solicitud para ser Estado miembro de pleno derecho es "legítima". Pero la ministra de Asuntos Exteriores introdujo un matiz, al considerar que, como "etapa" hacia su reconocimiento como miembro de pleno derecho, "España podría aceptar que se le acoja como Estado observador".

Jiménez dijo ante el plenario de la Asamblea General que "los palestinos podrían encontrar en este nuevo estatuto un estímulo para la pronta reanudación de las negociaciones" de paz y les advirtió de que este respaldo internacional no debería "ser utilizado para emprender acciones incompatibles con el espíritu de las negociaciones". Del mismo modo, advirtió a Israel de que "también debe contribuir a dicho espíritu, evitando cualquier medida que prejuzgue el estatuto final". Consciente del disgusto que la posición española provoca en el Gobierno hebreo, Jiménez subrayó "el compromiso de España con Israel en tanto que plasmación del proyecto de crear un hogar nacional para el pueblo judío". Agregó que la solución al drama de los refugiados palestinos "deberá ser justa y acordada por todas las partes afectadas, permitiendo la preservación del carácter actual de Israel". Y agregó que "el futuro acuerdo de paz habrá de estar volcado hacia el futuro, volviendo la espalda a los dolorosos años del conflicto". Con estas frases, la ministra respaldó, siquiera implícitamente, el carácter de Israel como Estado judío y la conveniencia de que el retorno de los refugiados palestinos no altere el equilibrio étnico del país. Y dejó claro que, una vez que se alcance un acuerdo, no podrán plantearse nuevas reivindicaciones ni reabrirse pleitos por presuntos crímenes cometidos a lo largo de estos años.

El PP reclama al Gobierno que le consulte sobre el asunto

Subrayó que el futuro Estado palestino deberá establecerse sobre las fronteras de 1967, "con los cambios que acuerden las partes y con Jerusalén como capital compartida", e hizo hincapié en la necesidad de garantizar la seguridad de Israel y Palestina, incluso con "participación internacional si las partes lo solicitan". Jiménez se felicitó por la llamada primavera árabe y la "aceleración de los procesos de reforma en Marruecos y Jordania" y pidió medidas para frenar "la brutal represión" en Siria.

Por su su parte, el portavoz del Partido Popular en la Comisión de Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, declaró a Efe que el Gobierno debe consultarle cualquier decisión que vaya a tomar en relación a Palestina, "porque es un Gobierno en funciones y esto es una cuestión de importancia primordial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 2011