Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair deja en tierra a las embarazadas sin un informe en inglés

Si está embarazada de siete meses y piensa viajar con Ryanair, asegúrese que su tocólogo sepa inglés. Según denunció ayer Facua-Consumidores, la aerolínea irlandesa deja en tierra a las embarazadas de más de 28 semanas que no presenten un informe médico en inglés certificando que "es apta para volar" y la fecha prevista del parto. Además, Ryanair impide volar en absoluto después de las 36 semanas, o las 32 en caso de embarazo múltiple. Esto choca con las normas de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que asegura que "se precisa dicho certificado en caso de superar las 32 semanas" y en ningún momento se refiere al idioma.

Ryanair se escuda en su propia normativa, que incluye la obligatoriedad de presentar dicho informe, para hacer caso omiso a las que llamó "falsas denuncias" de Facua. Un portavoz de la compañía explicó que Ryanair, "al ser una aerolínea internacional, tiene como lengua oficial el inglés", aunque los vuelos se produzcan dentro de la frontera española. "Cualquier miembro de la tripulación podrá exigir el certificado", dijo el portavoz. "Y no tienen por qué saber español", justificó.

La federación de consumidores advirtió a las afectadas de la posibilidad de reclamar las mismas compensaciones que fija la normativa europea para cancelaciones o retrasos. Ryanair, en cambio, lo desmiente y apuntó que los pasajeros conocen "los términos y condiciones" del vuelo, antes de reservarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de septiembre de 2011