Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Superior sustituye la expulsión de un inmigrante por una multa

El Tribunal Superior ha anulado una sentencia de expulsión de un inmigrante indocumentado que se encontraba afincado en Bizkaia y, en su lugar, le ha impuesto una multa de 301 euros, por considerar que, más allá de su estancia ilegal, no existen otros datos negativos que justifiquen su expulsión de territorio español.

La resolución, que tiene carácter firme, revoca una sentencia dictada hace tres años por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Bilbao, según informa Efe. Este juzgado ratificó una orden de la Subdelegación del Gobierno en Bizkaia por la que se determinó la expulsión del citado inmigrante del territorio nacional.

En su sentencia el Superior recuerda que la legislación prevé que el hecho de que una persona se encuentre en España en situación irregular constituye una infracción "muy grave" que puede ser castigada con la expulsión del país o con una multa. Sin embargo, el alto tribunal vasco recuerda que la jurisprudencia ha establecido que la expulsión debe aplicarse cuando a la "pura y simple permanencia ilegal en España" se añaden "otros datos negativos sobre la conducta del interesado o sus circunstancias".

En el caso de este inmigrante, quien está cobrando una ayuda social concedida por el Ayuntamiento de Basauri, no existen otras circunstancias de ese tipo, por lo que el Superior ha determinado que debe imponérsele la sanción de multa en la cuantía citada y no la expulsión del territorio nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de septiembre de 2011