Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas se queda solo en su proyecto de crear una alternativa a la FAMP

Los socialistas acusan al PP de hacer "fullerías" para lograr la presidencia

La voz de los alcaldes va camino de partirse en dos. PSOE, IU y PA rechazaron ayer la propuesta de Javier Arenas, presidente de los populares en la comunidad, de crear una organización alternativa a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). De fondo está la batalla abierta por presidir la FAMP, una asociación de libre adscripción que ejerce de contrapeso del poder autónomo y central.

El PP dio por sentado tras su victoria global en las elecciones municipales que la presidencia de la federación estaría en sus manos. Los socialistas, sin embargo, hicieron sus cuentas durante el mes de agosto y afirmaron que podría mantener el control de esta federación si recurre a los pactos con IU.

IU y PA rechazan la coordinadora que proponen los populares

Ante esta situación, Arenas anunció el domingo su intención de crear una coordinadora de alcaldes y presidentes de Diputaciones de Andalucía. El presidente del PP argumentó que la FAMP está "secuestrada por los que perdieron las elecciones". Arenas se refería a la negativa del PSOE de adelantar la constitución de la nueva FAMP, prevista para noviembre. La importancia de adelantar o no la asamblea en la que se elegirá el nuevo presidente reside en las mancomunidades. Estas asociaciones de municipios para la prestación conjunta de algunos servicios tienen voto también en la FAMP, pero la mayoría todavía no se ha constituido. Según los cálculos de los socialistas, con los votos de las mancomunidades podrían mantener la presidencia.

El consejero de Gobernación y Justicia de la Junta, Francisco Menacho, defendió ayer el papel de la FAMP. En unas declaraciones realizadas en Cádiz, acusó al PP de tratar de deslegitimar a las instituciones elegidas democráticamente "cada vez que algo no le gusta". La secretaria de organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, también afirmó que las "prisas" del PP para que se renueve la dirección de la federación responden a intereses de partido y a la "fullería" de Arenas, que pretendería "dejar fuera a determinados miembros", en referencia a las mancomunidades.

Antonio Sanz, el secretario general del PP en la comunidad, intentó matizar ayer las intenciones de su partido. Según Sanz, el PP no pretende la eliminación de la FAMP sino "sustituir" este organismo "de manera transitoria y temporal, mientras que esté secuestrada por el PSOE". El responsable de los populares andaluces acusó a su vez al PSOE de hacer "trampas" al extender el plazo de constitución para que voten entidades locales que "no están asociadas" a este organismo.

El coordinador andaluz de IU, Diego Valderas, también rechazó ayer la propuesta "partidista" de Arenas. Respecto al debate sobre qué partido debe presidir la FAMP, Valderas abrió una tercera vía: en la presidencia "no debe estar nadie que al mismo tiempo esté ejerciendo la presidencia del Gobierno central o de Andalucía". "Si el PP tiene aspiraciones al Gobierno central y autonómico, es lógico que no presida la FAMP, y lo mismo para el PSOE", insistió Valderas, quien dejó la puerta abierta a que sea su formación la que tenga la presidencia. Por último, la secretaria general del Partido Andalucista (PA), Pilar González, también rechazó la idea de Arenas de "enterrar" la FAMP, y reclamó una candidatura "conjunta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de septiembre de 2011