Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primeros grandes recortes del PP

Cospedal presenta un recorte duro de personal como el modelo del PP

Promete un ahorro de 1.815 millones, 400 en personal, que supondría unos 8.000 puestos de trabajo - "Este recorte es un ejemplo para España", asegura

Cada vez que en alguna pregunta en una rueda de prensa alguien pide que Mariano Rajoy avance qué planes de recorte de la administración tiene, el líder del PP suele contestar con líneas generales y asegura que concretará cuando llegue al Gobierno. Sin embargo, a través de lo que van haciendo sus barones, se pueden avanzar los planes del PP. En Madrid ya se ha producido una fuerte polémica porque la Comunidad ha decidido reducir 3.200 maestros, según los sindicatos. Ayer le tocó el turno a Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha, la comunidad con más déficit de España (4,9% hasta junio, 6,47% en 2010) que presentó un durísimo recorte de hasta el 20% del Presupuesto -el doble que Cataluña, el más duro hasta ahora-.

La 'número dos' del PP promete que no habrá ninguna subida de impuestos

Más horas a los maestros y 500 liberados menos, como Madrid

No detalló mucho, y prometió no tocar el gasto social, aunque sí cuantificó el ahorro en gastos de personal: 391 millones de euros. A un coste laboral medio de 50.000 euros anuales, muy alto para la Administración, supone casi 8.000 puestos de trabajo menos entre los interinos y los empleados de empresas públicas, ya que los funcionarios no son recortables. Según los datos de los socialistas, ese recorte podría llegar hasta los 14.000 puestos de trabajo públicos menos. Es una cantidad relevante en una comunidad con 76.000 funcionarios.

Cospedal no es una dirigente más. Es la número dos del PP, persona de absoluta confianza de Rajoy y la portavoz más visible del partido. No es una baronesa sin más, y no ha querido serlo. Pese a las presiones internas, Rajoy y ella decidieron, de forma totalmente inédita en el PP, que compatibilice la presidencia de Castilla-La Mancha con la secretaría general del PP. Por tanto, todos sus actos están dentro de la estrategia general del partido. Algunos dirigentes señalan incluso que ella es el ariete de la línea en que podría ir un futuro Gobierno del PP.

Por si hubiera dudas de que sus actos implican a todo el partido, y en especial a Rajoy, Cospedal fue muy explícita en la rueda de prensa en Toledo: "Este recorte es un ejemplo para España". Y también fue muy clara respecto a otro de los asuntos clave de la línea del PP que le diferencian del PSOE, que en algunas comunidades ha subido los impuestos a las rentas altas. Cospedal habló solo de recortes, y prometió que no habrá ninguna subida de impuestos. Este lunes, ella misma rechazó incluso la posibilidad de un nuevo impuesto a las grandes fortunas, que está promoviendo por ejemplo la derecha en Francia.

De hecho, en el documento se plantea una bajada: "Se prevé la disminución de la escala autonómica del IRPF". Aun así, Cospedal admitió en la rueda de prensa que por ahora no podrá bajar los impuestos como había prometido en su campaña, aunque sí lo hará más adelante. "Pasaremos dos años complicados, pero en la última fase de la legislatura tendremos las cuentas saneadas y una economía creciente", sintetizó.

Cospedal presentó un documento en el que aparentemente se detallarían los recortes, aunque los más importantes están solo esbozados con algunos ejemplos de escasa cuantía. Muchos de esos recortes son especialmente simbólicos, aunque en realidad suponen cantidades muy pequeñas dentro de esos 1.815 millones que, dice, necesita ahorrar para dar estabilidad a las finanzas de esta comunidad.

Prácticamente todo el ajuste se produce a través de recortes de gastos, aunque también se contempla una pequeña partida de ingresos, de 97,5 millones de euros, que consiste en una previsión de venta de inmuebles -difícil en un momento de desplome del mercado inmobiliario- y la venta de acciones de Gas Natural y Telecom CLM que están en manos de la Junta, por unos 12 millones de euros. También es especialmente simbólica la venta de vehículos oficiales que pondrá en marcha, aunque en el mejor de los casos la previsión es de 4,5 millones de euros de ingreso.

"El objetivo fundamental es crear empleo, bajar la cifra de desempleados", insistió Cospedal en la presentación del plan. Sin embargo, buena parte del recorte es en costes de personal. El PP asegura que en su mayoría se trata de directivos y cargos a dedo, pero la cuantía de la reducción hace pensar que se trata de algo más profundo. Además de las medidas ya anunciadas, como la reducción de altos cargos o la supresión del Defensor del Pueblo, el documento añade algunos ejemplos simbólicos, como la eliminación del 50% de los conductores, aunque no aclara si estos eran o no funcionarios, en cuyo caso habrá que reubicarlos.

También hay otro recorte simbólico, en línea con la estrategia seguida por la Comunidad de Madrid, de la que Cospedal fue consejera: una reducción de los liberados sindicales, que pasarán de 785 a 284, y una supresión de subvenciones a sindicatos para ahorrar 19,4 millones de euros.

Cospedal insistió en varias ocasiones en que no hay ningún tipo de recorte social. Sin embargo, dos de las partidas más importantes afectan directamente a la educación y a la sanidad. El aumento de dos horas lectivas semanales, como en Madrid -que según los sindicatos manda a interinos a la calle-, la reducción de centros de profesores, una reducción de vacaciones y la eliminación de años sabáticos ahorrará 137 millones de euros, según el informe.

La presidenta castellanomanchega cree que este plan creará empleo, pero de momento anuncia una "congelación temporal de la oferta pública de empleo en todos los sectores durante el año 2012" y una "prohibición de contratar personal funcionario interino, salvo que se financie con fondos finalistas", con lo que ahorrará 111 millones.

El Gobierno del PP congelará casi todo: los arreglos de inmuebles públicos, no habrá adquisiciones de nuevos vehículos y el consumo en telefonía. En las reducciones de gastos importantes, sobre todo en personal, no se cuantifica casi nada, ni se detalla en qué departamentos. Sin embargo, otros apartados de mucha menor cuantía si están perfilados al detalle, hasta el punto de que se señala que se configurarán las impresoras para que impriman por doble cara y en blanco y negro.

En cuanto a gastos claramente sociales, se pretenden ahorrar casi 21 millones de euros reduciendo el gasto corriente del mantenimiento de los centros de servicios sociales.

Sin embargo, y pese al detalle de otras partidas menores, lo que realmente se lleva la mayor parte del ahorro son cuatro cuestiones: personal, transferencias corrientes (se eliminan la fundación Ínsula Barataria, el Instituto Don Quijote de promoción turística y se reducen las subvenciones a empresas del sector agrícola, además de una bajada del 20% del presupuesto de la televisión autonómica), las inversiones, que se congelan totalmente (se suspende la ejecución de obra nueva de infraestructuras) y por último, el más polémico, que apenas se apunta: 400 millones de ahorro en "infraestructuras e instalaciones sanitarias", esto es, hospitales y consultorios. Solo pone un ejemplo: se venderá el edificio de la Consejería de Sanidad a una empresa a la que después se le pagará un alquiler con posibilidad de recompra, un método que ya ha probado Cataluña.

Cospedal se preparó para las críticas -que se añaden a las que ha encajado por el conflicto de las farmacias- responsabilizando al PSOE doblemente: al regional por dejarle esa herencia -"seguro que vendrán críticas de quienes nos han arruinado"- y al Gobierno porque es quien le exige que cumpla el objetivo de déficit del 1,3% para este año, que ella insiste en que va a intentar cumplir, aunque no parece sencillo.

El tijeretazo del 20%

- Ahorro de 391 millones en personal, con reducción del número de liberados sindicales, aumento de horas lectivas, supresión de empresas públicas. En el detalle no figura como se ahorrarán 41,8 millones.

- Menor gasto en bienes y servicios. El plan pretende ahorrar 134,4 millones, aunque no precisa de dónde saldrán 46,91 millones.

- Transferencias. El ahorro ascenderá a 389 millones en transferencias corrientes, pero de esa cantidad no especifica cómo recortará 369,3 millones. 20% menos para la televisión.

- Suspensión de inversiones. El plan presenta un ahorro de 247 millones de euros que supuestamente corresponden a las partidas destinadas a obra nueva que se suspenden.

- Subvenciones. De los 156 millones que recortará en transferencias de capital, no especifica cómo disminuirá el gasto de 102,9. Se reduce el 10% de todas las subvenciones

- Instalaciones sanitarias. 400 millones salen supuestamente de vender inmuebles, también sanitarios, sin determinar.

Otros recortes autonómicos

- Comunidad Valenciana (PP). El Gobierno anunció en julio un recorte de 1.550 millones de euros, casi un 10% del presupuesto total. Entre las medidas figuraban la supresión de liberados sindicales, la rebaja de la factura farmacéutica y aplazar inversiones.

- Murcia (PP). Los recortes han supuesto reducción de complementos salariales a profesores, aumento de los horarios lectivos, disminución de liberados sindicales y un ahorro de 300 millones.

- Madrid (PP). El último recorte del Gobierno de Esperanza Aguirre, que asegura que ha ahorrado 1.730 millones (supresión de organismos públicos, reducción de liberados sindicales, eliminación de inversiones en transporte y educación) desde que comenzó la crisis, afecta a los profesores. El Gobierno regional ha aumentado su horario lectivo en dos horas semanales y, supuestamente, también ha eliminado 4.000 puestos de trabajo interinos.

- Baleares (PP). El presidente electo, José Ramón Bauzá (PP), anunció recorte de consejerías, de direcciones generales y altos cargos, cierre de la Radiotelevisión de Mallorca y reducción de la televisión autonómica de Ibiza.

- Cataluña (CiU). El Gobierno de Artur Mas ha acometido recortes para ahorrar 2.680 millones de euros, con una rebaja media del 10%. El presidente de la Generalitat de Cataluña ha suprimido ambulatorios, centros nocturnos de urgencias, ayudas a barrios en dificultades y subvenciones para el alquiler y planea fusiones de empresas públicas, desaparición de organismos autónomos y reducción del consejo de la corporación de radiotelevisión.

- Andalucía (PSOE). La Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía tuvo que hacer un ajuste de 752 millones en julio por la caída de ingresos que pretendía sacar de ahorro en el gasto farmacéutico, menos inversión pública, reducción de alquileres, de horas extra y de atenciones protocolarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2011

Más información