Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:Cine

Las tres edades del amor

Con su saga Manuale d'amore, Giovanni Veronesi parece haber encontrado una fórmula para el éxito con poder para sublevar al espectador no italiano -aunque también, por qué no, al italiano- con fobia por la vulgaridad romántica y la pervivencia estética de la fotonovela. El molde parece una suerte de mutación audiovisual de lo que, en la España de los cincuenta, supuso el notable tebeo Florita: un mosaico de historias románticas, entre el humor y la fantasía sentimental, confeccionadas con un arte que no parece tener el rutinario Veronesi, pero orientadas -como las de Manuale d'amore- a perpetuar una serie de valores que, eufemísticamente, uno podría tildar de discutibles. La serie Manuale d'amore es un Florita a la medida del berlusconismo estético que -y he ahí lo singular- parece haber sido concebida como fantasía masculina y no como producto para el consumo femenino. En el imaginario de Manuale d'amore, la mujer es siempre voluptuosa, está disponible y suele imponer con agresividad sus apetitos.

MANUALE D'AMORE 3

Dirección: Giovanni Veronesi.

Intérpretes: Riccardo Scamarcio, Robert de Niro, Monica Bellucci, Michele Placido, Laura Chiatti, Carlo Verdone.

Género: comedia. Italia, 2011.

Duración: 125 minutos.

A diferencia de sus predecesoras, Manuale d'amore 3 limita su reiterada estructura de cuatro sketches a tan solo tres historias, correspondientes a las sucesivas edades del amor. Carlo Verdone, que interpreta su papel de presentador de informativos con un pie en una aureola a Silvio Berlusconi y otro en una gestualidad modelo Valeriano Andrés, proporciona cierta chispa de viejo zorro de la comedia italiana en el segundo capítulo. Se hace más difícil de tragar el crepuscular strip-tease de un desubicado Robert de Niro. Lejos de las gratificaciones epidérmicas que reciba el público italiano frente al espectáculo de su star system de última hora, Manuale d'amore 3 parece aquí un extraño objeto venido de un universo paralelo donde rigen leyes muy tronadas en la ronda del amor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de agosto de 2011