Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat se vuelca en impulsar la literatura catalana

Educación y Cultura preparan sendos planes de lectura

Prada de Conflent

El Gobierno catalán considera que la literatura catalana es un vehículo para arraigar el sentimiento de pertenencia de los ciudadanos en Cataluña. Por ello en septiembre presentará dos planes encaminados a fomentar la lectura y el conocimiento de los escritores catalanes. El consejero de Cultura, Ferran Mascarell, deslizó sus intenciones hace semanas, aunque no concretó su plan, que presentará en otoño. La consejera de Educación, Irene Rigau, se extendió más ayer, al avanzar los ejes de un plan para promover la lectura en las escuelas. Rigau visitó la Universitat Catalana d'Estiu, en Prada de Conflent (Francia), para participar en un acto de homenaje al poeta Joan Maragall, en el centenario de su nacimiento y con el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall -nieto del poeta-, como invitado especial.

El nuevo galardón Joan Triadú premiará las iniciativas literarias

Sirviéndose de los versos de Maragall, Rigau explicó que "muchos padres no pueden recitar a sus hijos La vaca cega, y esta función la debe hacer la escuela". Y abundó en la necesidad de que la escuela sea el canal de transmisión del catalanismo. "Los referentes históricos y literarios son esenciales en la construcción del patrimonio cultural que cada persona va creando y recibiendo. Y hay otra función: a través de la educación, se da el sentimiento de pertenecer a una nación".

La intención del Departamento de Educación es que los niños, también los inmigrantes, crezcan arraigados a la lengua y la cultura catalana. "Una nación cultural como la nuestra, una nación sin Estado, necesita el compromiso de la escuela con su lengua y su cultura. Un país que periódicamente recibe gente de fuera, y que necesita de la escolarización de los hijos que vienen de fuera, a través de la escolarización se sienten como un solo pueblo", insistió Rigau.

Para garantizar ese arraigo, y mejorar las competencias lectoras de los alumnos, el Departamento concretará en octubre, con el curso escolar ya iniciado, un plan de impulso a la lectura para mejorar sus herramientas y su aprendizaje. El plan se estructura en tres ejes. Por un lado, se analizarán y mejorarán las formas de aprendizaje; por otro, se incidirá en el enriquecimiento que da leer, y como final del proceso se intentará contagiar a los alumnos de ESO y bachillerato el amor a la lectura como entretenimiento. "La lectura es la puerta de acceso al conocimiento. Se ha debilitado su dominio y tenemos unas carencias importantes. Por ello hemos elaborado este plan", proclamó la consejera.

La concreción del plan, que se prolongará hasta el 2014, se efectuará con grupos de trabajo de docentes que estudiarán las horas dedicadas al aprendizaje de la lectura y pensarán medidas para ampliarlas. Estos especialistas también evaluarán qué centros necesitan un plan específico. Como medida añadida, se creará un nuevo premio, enmarcado dentro de los galardones que Educación entrega cada año: servirá para reconocer las iniciativas literarias de alumnos, profesores, centros e instituciones, y llevará el nombre del pedagogo Joan Triadú.

Con el plan para los niños y jóvenes, y el plan general de fomento de la lectura que prepara el Departamento de Cultura, Rigau espera que la literatura gane presencia. "Tanto los niños, como los jóvenes, los alumnos y los adultos, estaremos invitados a comprometernos con la lectura a través de su dominio y su utilización para que crezca el hábito lector en la sociedad catalana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de agosto de 2011