La visita del Papa a Madrid

Metro espera aglomeración de peregrinos en varios puntos

La JMJ ha incrementado en un 55% de media la demanda de pasajeros en el suburbano madrileño, el modo de transporte más utilizado por los peregrinos (se han expedido 600.000 abonos especiales; 200.000, de tres días, y 400.000, de una semana). En algunos de los actos, como la misa inaugural en Cibeles del pasado martes, el aumento llegó al 200%, a pesar de que la estación de Banco de España permaneció cerrada desde las cuatro de la tarde hasta el final de la eucaristía. Los cortes de tráfico y la alta concentración de peregrinos motivaron el martes la alerta naranja de seguridad en la ciudad.

"Habrá aglomeraciones en las estaciones donde se producen los acontecimientos, pero los madrileños están encantados de la llegada de un millón y medio de peregrinos", restó importancia ayer el viceconsejero de Transportes e Infraestructuras del Gobierno regional, Borja Carabante.

Más información
Una ciudad bloqueada para el Papa
Aguirre rectifica y asegura ahora que sí cobrará a los peregrinos del Papa
Normalidad en el Metro a pesar de los paros parciales

Metro Madrid ha puesto en marcha un dispositivo de refuerzo del servicio de entre el 40% y el 60% en hora punta y de entre un 10% y un 20% en el resto de franjas horarias. Los trenes de apoyo se han planificado "sobre todo según el calendario de actos previsto", informan fuentes de la Consejería de Transportes. Aseguran que es "muy difícil" cuantificar los trenes extra que discurrirán por cada línea, así como sus efectos sobre la frecuencia de paso. Hasta el momento, las estaciones más concurridas son Moncloa, avenida de América, Atocha-Renfe, Príncipe Pío, plaza de Castilla, Méndez Álvaro y plaza Elíptica, además de las dos estaciones que conectan la capital con el aeropuerto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS