La visita del Papa a Madrid

Una ciudad bloqueada para el Papa

El cierre de los primeros días se extiende a la A-2 y a los recorridos del 'papamóvil' - El primer acto multitudinario del pontífice será a las 18.00 en la Puerta de Alcalá

Después de dos días de restricciones que han afectado fundamentalmente al eje del paseo de la Castellana y Recoletos y a toda la Gran Vía, Madrid afronta hoy la llegada de Benedicto XVI como una sucesión de interrupciones en el tráfico paralelas a todos los desplazamientos del pontífice por la ciudad.

Por la mañana, la llegada al aeropuerto de Barajas, prevista para las 12.00, provocará cortes en la A-2 (carretera de Barcelona) en sentido Madrid desde el kilómetro 12 a partir de las 10.00, lo que puede complicar el acceso al resto de conductores. La carretera quedará bloqueada hasta las 14.00 para abrir paso a la comitiva de Benedicto XVI en dirección a la Nunciatura Apostólica (situada en la avenida de Pío XII, en el distrito de Chamartín), pero también será ocupada por una marcha popular de peregrinos que, según la organización, "será una especie de yincana para amenizar la llegada del Papa".

Más información
Protesta cívica contra la JMJ
La Guerra Civil, el Papa y nada más
Metro espera aglomeración de peregrinos en varios puntos
Críticas a la Delegación del Gobierno por la actuación policial en la marcha laica

El siguiente capítulo de los cortes de circulación se trasladará a partir de las 18.00 al trayecto del papamóvil desde la Nunciatura hasta la Puerta de Alcalá, donde Benedicto XVI protagonizará el primer acto multitudinario en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud 2011 (JMJ). Esto provocará el corte en arterias del barrio de Salamanca, como Príncipe de Vergara y Serrano. Se espera una afluencia masiva de peregrinos que previsiblemente superará con creces la asistencia a la misa multitudinaria oficiada por el cardenal Rouco el pasado martes en la plaza de Cibeles.

En la Puerta de Alcalá, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, le hará entrega de las llaves de oro de la ciudad y luego se dirigirá a la plaza de Cibeles, cuyo entorno, junto al del paseo del Prado, Recoletos, y el eje Gran Vía-Alcalá hasta la plaza de España, se mantendrá cerrado al tráfico hasta las 6.00 del día 23. A estos cortes hay que añadir los de las calles de Antonio Maura -entre la plaza de la Lealtad y Alfonso XII- y la calle de Montalbán desde las dos de la tarde de hoy hasta la medianoche del viernes.

Por la noche habrá más cortes, ya que se producirá el traslado de las imágenes que participarán en el vía crucis del viernes por la tarde hasta el paseo de Recoletos. A golpe de corneta y tambor saldrán las 15 hermandades, a partir de las diez de la noche y hasta las seis de la mañana. Los pasos saldrán de la sede de la Comunidad en la Puerta del Sol, la Colegiata de San Isidro, la basílica del Cristo de Medinaceli, la sede de la alcaldía en Cibeles y la iglesia del Carmen, lo que afectará a vías como la calle de Toledo, Mayor, Puerta del Sol, plaza de las Cortes o Sacramento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ayer, el Ayuntamiento dio una tregua a los conductores, que pudieron circular por el centro debido a la ausencia de actos en el escenario de Cibeles. Los peregrinos que el martes colonizaron el asfalto del centro dejaron paso a los vehículos, aunque solo por la mañana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS