DESDE MI DESPENSA
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

No hay atún rojo

Recuperación de especies. Recuperación y promoción de semillas vegetales para nuestras huertas, y agricultura biodinámica con agricultores sensibilizados con la tierra, cultivando con artes ecológicas... No solo es muy importante reactivar, hay que conservar lo que tenemos y ya nos hemos cargado demasiadas especies. Empiezo a enfadarme con este tema del atún rojo. Yo que he tenido siempre un plato con atún rojo he decidido este 2011 no cocinarlo en mi restaurante de Dénia. Lo siento por quienes hacen bien su trabajo. Lo siento por las almadrabas y sus pescadores que además de hacerlo bien, con artes milenarias y una pesca sostenible y respetuosa con el medio ambiente, ahora se les recorta el número de capturas. No son ellos lo que están haciendo el mal al atún rojo. No son ellos. Todos lo sabemos. Hemos leído, visto, oído a muchísimas personas dialogando, hablando y hasta gritando por un equilibrio entre las razas. No podemos permanecer impasible antes una pesca "incontrolada" en aguas internaciones. Hoy no hay receta con atún rojo. Quiero hablar de que aquí, en mi restaurante, no se cocina atún rojo. Lo siento pero no. Sostenibilidad, equilibrio y cuidado con los fondos marinos.quiquedacosta@quiquedacosta.es

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS