El vertido del Mar del Norte es el peor en una década

Londres eleva la gravedad de la fuga a "cientos de toneladas"

El vertido en un oleoducto de la empresa Shell en el Mar del Norte es mayor de lo inicialmente calculado; podría alcanzar los "cientos de toneladas", convirtiéndose así en el peor registrado en estas aguas desde 2000, cuando hubo una fuga de 500 toneladas de crudo, según reveló ayer el Gobierno británico. El derrame ocurrió el pasado 10 de agosto en una plataforma marítima a 180 kilómetros de la ciudad escocesa de Aberdeen, ocupa un área de 37 kilómetros cuadrados en una zona con una alta presencia de aves y aún sigue activo. En cualquier caso, tranquilizó un portavoz, "ha sido reducido considerablemente y está ya bajo control". El Ejecutivo considera poco probable que la mancha llegue hasta la costa.

Más información
Una fuga arroja 100 toneladas de crudo en el mar del Norte

Las organizaciones ecologistas critican la opacidad de la petrolera Shell, que esperó dos días para hacer público el accidente y se niega a desvelar cuánto crudo se ha derramado. Aunque la fuga es pequeña en comparación con los cinco millones de barriles que derramó BP en el Golfo de México en abril de 2010 y con el incidente de Macondo [el yacimiento del Golfo], en el contexto del Reino Unido, para Londres "es un vertido importante". Pero, sobre todo, pone en entredicho la seguridad de las perforaciones en alta mar. "Cualquier cantidad puede tener un efecto devastador en la vida marina", apunta la organización conservacionista RSPB.

La plataforma <i>Gannet Alpha</i> de Shell en el Mar del Norte.
La plataforma <i>Gannet Alpha</i> de Shell en el Mar del Norte.AFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS