Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DAVID TAGUAS | Presidente de Seopan | El drama de las cuentas públicas

"No recuerdo una crisis peor que esta"

David Taguas, presidente del grupo de presión de las grandes constructoras Seopan, califica de "muy grave" el impacto de la deuda de 15.050 millones que las Administraciones mantienen con el sector de la obra civil. "Ante este contexto, hay que ajustar el empleo", advierte. Taguas (Madrid, 1954), doctor en Economía y exsubdirector del servicio de estudios del BBVA, relevó a Miguel Sebastián en la oficina económica del Gobierno en 2006. En 2008 dejó el cargo para fichar, en medio de una gran polémica, por un sector que factura 60.000 millones anuales.

Pregunta. ¿Cómo afrontan las constructoras los impagos de la Administración?

Respuesta. La situación es bastante grave. Las empresas se enfrentan a la bajada de la demanda pública desde enero de 2010, que se intensificó en mayo de ese año; a la subida de los costes a causa de la alta morosidad de las Administraciones y a los efectos de la Ley de Morosidad [que en 2013 obligará a pagar en un máximo de 30 días], cuando en realidad se han aumentado los plazos de cobro. En un contexto de restricción de crédito, esto puede provocar consecuencias devastadoras. La situación es muy mala, estamos al límite.

P. ¿Cómo afectará este escenario al aumento del paro en el sector de la obra civil?

R. Ante este contexto, la única posibilidad es ajustar empleo. El sector, además, afronta un excesivo número de empresas, un reducido margen de beneficio -sobre el 3%- y una capitalización escasa. Las compañías de la obra civil, asimismo, deberían reorganizarse, a través de fusiones, para garantizar su supervivencia en un ambiente hostil.

P. El plazo medio de cobro de sus empresas con la Administración es de 157 días. ¿Cuál es, con nombres y apellidos, la Administración más morosa?

R. Desconozco el dato, pero aunque lo tuviera no lo haría público.

P. El desplome de la recaudación ha llevado a municipios como Moià (Barcelona) o Moratalla (Murcia) a declararse en quiebra. ¿Estamos solo empezando?

R. Durante el boom, los Ayuntamientos vivían de los ingresos de la construcción. Pero ahora es momento de reabrir el debate de la financiación.

P. ¿Cómo soporta un proveedor los ocho meses de media que tarda en pagar un Ayuntamiento?

R. Con mucha dificultad. La deuda con las empresas de algunos consistorios supera, incluso, el año. La situación es límite. Debemos solucionarlo entre todos.

P. Si lo dice usted, que representa a gigantes como Acciona, FCC o Dragados, ¿cómo están las pequeñas empresas?

R. Seopan es la patronal de la construcción, que agrupa a grandes y pequeñas compañías. Algunas de ellas, por ejemplo, facturan 20 millones al año.

P. ¿Recuerda un escenario peor al actual?

R. No, la crisis de los 90 fue distinta, no tan mala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de agosto de 2011