Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis meses más de la paga a parados

Cuando el jueves agonizaba cargado de malos presagios, José Luis Rodríguez Zapatero consumía los últimos minutos del día de su cumpleaños repasando la agenda pendiente, consciente de que los mercados piden a España que profundice en las reformas y en la contención del déficit. Al Gobierno le preocupa especialmente el comportamiento de las Comunidades Autónomas, pero también intentará reducir al máximo el déficit previsto de la Administración central.

El presidente repasó en Moncloa con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, la agenda pendiente de los departamentos de ambos.

Salgado abordó los cambios en el impuesto de sociedades. Dejó claro, como ha venido haciendo en los últimos días, que estos no supondrán un aumento en los tipos (el 30% para las grandes empresas y el 25% para pymes, aunque las compañías pagan realmente un tipo efectivo del 16% por las deducciones y exenciones fiscales), sino algunos retoques para mejorar la recaudación.

El responsable de Trabajo desgranó, por su parte, el contenido de las medidas que piensa llevar al Consejo de Ministros del 19 de agosto. El decreto promoverá incentivos para impulsar el empleo parcial, la prórroga de la subvención del Fogasa (Fondo de Garantía Salarial) a una parte de la indemnización de los despidos siempre y cuando sean justificados, la puesta en marcha de un nuevo plazo en el que cualquier contrato temporal se puede convertir en indefinido con despido más barato (33 días por año trabajado) y una nueva prórroga de seis meses de la paga de unos 400 euros mensuales a parados a cambio de que sigan un itinerario de inserción laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de agosto de 2011