Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de catalanes que emigran se dobla en cinco años

Ante una tasa de empleo juvenil del 41,9% y un mercado laboral que les ofrece temporalidad y trabajos por debajo de su nivel de formación, crece el número de jóvenes que emigran. Según un estudio de UGT, más de 42.000 catalanes han decidido salir al extranjero a trabajar. Solo entre 2008 y 2009 se fueron más de 4.500 jóvenes, de acuerdo con otro estudio, de la patronal Cecot, que indica que el número de residentes en el extranjero ha ido creciento progresivamente hasta duplicarse en cinco años. Según el Instituto Catalán de Estadística, el año pasado 170.909 catalanes vivían fuera de España.

UGT denunció ayer las razones por las que, a su juicio, cada vez más catalanes de hasta 35 años deciden emigrar. Además de la elevada tasa de paro, los jóvenes también sufren una alta temporalidad -del 56,3%, frente al 20,5% del conjunto de la población ocupada-, el 44% tiene un empleo que está por debajo de su formación y los salarios han ido decreciendo. Todo ello ha supuesto que la tasa de emancipación baje del 33,7% de 2008 al 28,2% de ahora, y sea una de las más bajas de la Unión Europea.

La sección de jóvenes de UGT, Avalot, recordó ayer que, de acuerdo con el último Eurobarómetro, el 68% de los jóvenes españoles están dispuestos a emigrar, mientras que el 32% dicen que no lees importaría quedarse una larga temporada en el extranjero. UGT recuerda, además, que las becas para jóvenes que quieran irse al extranjero tienen más demanda que oferta. Por ejemplo, el programa Argo Global da 1.100 becas y cuenta ya con 24.000 candidatos.

"Fuga de talento"

La patronal Cecot denuncia, precisamente, la "fuga de talento" que se está produciendo en Cataluña, puesto que el número de jóvenes formados que se van o manifiestan estar dispuestos a emigrar sigue aumentando. Aun así, la Cecot señala que la "mayoría" regresan, por lo que opina que vuelven con más experiencia laboral. Además de 4.500 jóvenes que decidieron irse en 2008 y 2009, lo hicieron unos 100.000 de otras nacionalidades que hasta entonces residían en Cataluña.

La mayoría de los jóvenes se trasladan a Sudamérica y Europa, aunque la Cecot detectó que cada vez más catalanes se deciden por Estados Unidos o bien países emergentes, sobre todo China, Brasil, Rusia y Turquía. De los países de la Unión Europea, destacan Suecia y Noruega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 2011