Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El detenido por el tiroteo de Zalla ingresa en el Hospital de Basurto

El hombre detenido en la mañana del pasado martes en Zalla tras haber permanecido cinco horas atrincherado en su domicilio, disparando con una escopeta de caza de postas contra el techo del piso y el exterior, fue ingresado ayer en el Hospital de Basurto por orden judicial, según informó la Ertzaintza. El arrestado, Txemi M., de 47 años, había sido atendido en primera instancia en los servicios de Psiquiatría del Hospital de Cruces. Al parecer, tiene perturbadas las facultades mentales.

El alcalde de Zalla, Javier Portillo, apuntó a este periódico que una de las hipótesis que se manejan es que el arrestado decidicó abandonar su actitud al comprobar que la escopeta no funcionaba correctamente.

Portillo precisó que la Ertzaintza ha encontrado un centenar de vainas de cartuchos de postas disparados y comprobado que el arma estaba averiada. En la vivienda también localizaron abundante munición. El detenido, de 47 años, es aficionado a la caza.

Los vecinos del piso superior al del arrestado, que ha quedado deteriorado por los disparos, fueron ayer alojados en un piso de propiedad municipal para emergencias. El regidor señaló que la pareja, que se halla muy afectada por la tensión vivida al verse obligados a esconderse en la casa para evitar ser alcanzados por los disparos, podrá permanecer en la vivienda el tiempo que consideren necesario.

El tiroteo comenzó pasadas las cuatro de la madrugada del martes, en una vivienda de dos pisos del barrio de Aretxaga. La compañera del arrestado y el hijo de esta, de diez años,consiguieron huir de la casa ilesos. Después de cinco horas atrincherado, con la casa rodeada por la Ertzaintza, el hombre se entregó a la policía. Dos agentes resultaron heridos leves por las postas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011