Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán dice que las elecciones separadas han pillado con "el pie cambiado" al PP

La decisión del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de agotar la legislatura y, por tanto, de celebrar en solitario las elecciones autonómicas sigue generando reacciones. El propio presidente andaluz insistió ayer en una entrevista a Europa Press que "nunca" se ha planteado adelantar las elecciones andaluzas y se mostró convencido de que el hecho de que vayan a ser separadas de las generales le ha pillado al PP con el "pie cambiado" porque "contaba" con que fueran conjuntas.

Griñán negó haber recibido "presiones" del PSOE federal para celebrar conjuntamente ambos comicios. El presidente andaluz dijo que las razones que se han ofrecido para anticipar las elecciones generales no "coinciden con las necesidades de Andalucía", que necesita todavía cumplir la legislatura. "Tenemos estabilidad parlamentaria y un programa que cumplir, al tiempo que hay seis leyes en el Parlamento, estamos en un momento de plena intensidad parlamentaria que nos va a conducir a que tenemos que llegar necesariamente al año que viene", aseguró. "Lo lógico es cumplir el mandato de las urnas hasta el final", insistió.

Cayo Lara cree que "puede ser un error" no convocar con las generales

Preguntado sobre si tiene ya decidida una fecha para las elecciones andaluzas, Griñán recordó que a primeros de mayo vence la legislatura y que el último domingo para hacer las elecciones sería el último de abril. Así, ha señalado que desde marzo hasta abril, hay fechas suficientes para elegir la más adecuada y la que mejor convenga a los andaluces, pero precisó: "Siempre partiendo de que nosotros necesitamos agotar la legislatura, precisamente, para cumplir los objetivos que nos hemos propuesto. Necesitamos todo el Parlamento abierto a lo largo de todo el otoño y a partir de ahí, tomaremos la decisión más conveniente, en el mes de enero, para cuándo deben ser las elecciones".

El hecho de que Griñán haya hecho mención a que, con la ley Electoral General en la mano, el tope máximo legal para celebrar las elecciones es el 5 de mayo provocó ayer agria crítica por parte del PP. En todas sus declaraciones públicas, incluidas la entrevista de ayer con Europa Press, Griñán siempre habla de marzo como mes electoral y ese es el escenario en el que se mueve el Gobierno. De hecho, él mismo dio como la fecha más probable la del 4 de marzo.

La portavoz parlamentaria del PP, Esperanza Oña, dijo que su partido no descarta emprender acciones legales si Griñán convoca en mayo, porque según ella, esa decisión contravendría la Constitución. "Esto no es Venezuela, aunque se hace lo mismo que su presidente, Hugo Chávez: 'como me interesa quedarme pues cambio la Constitución", señaló la popular.

La réplica a Oña la dio el portavoz socialista, Mario Jiménez, quien en un comunicado afirmó que la posición del PP refleja un planteamiento "al margen de la legalidad y del Estatuto, puesto que cuestiona las competencias que tiene atribuidas el presidente de la Junta para fijar la fecha electoral y llega a plantear incluso una convocatoria a través de los tribunales".

Por último, el coordinador de IU, Cayo Lara, aseguró en una entrevista a la cadena SER que "puede ser un error" que el presidente de la Junta, no quiera que coincidan las elecciones generales con las andaluzas.

El dirigente izquierdista advirtió a Griñán de que "la suerte del PSOE está unida en todo el territorio del Estado, porque la gente, aunque vote después en Andalucía, va a votar con la cabeza puesta en Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011