Valores femeninos contra la crisis

Los participantes en los Diálogos de Iruaritz debaten sobre la perspectiva de las mujeres como fuente de innovación, el 15-M y la primavera árabe

El silencio recorría ayer los campos que rodean la ermita de San Prudencio de Lezama, cerca de Amurrio. Dentro del templo, sin embargo, bullían las ideas, los análisis y las perspectivas de futuro en los Diálogos de Iruaritz que todos los años congregan de la mano de Luis de Lezama a varias decenas de expertos de distintas nacionalidades y ámbitos de trabajo para debatir y proponer ideas de mejora de la sociedad.

Ayer finalizó la edición de este año, que se ha centrado en el papel de la mujer en el actual contexto socioeconómico y su rol de cara al futuro. Entre los participantes, personas de renombre como Michel Camdessus, exdirector del Fondo Monetario Internacional, o el exministro de Finanzas de Japón Utsumi Makoto.

"Tenemos que hallar fundamentos nuevos", subraya Michel Camdessus
"Hay necesidad de valores ligados a la femineidad", apunta Begoña Etxebarria

"La crisis lo ha derrumbado todo; los políticos no pueden prometernos cosas. Tenemos que encontrar fundamentos nuevos", subraya en un descanso Camdessus. Para el exdirector del FMI, es el momento de activar "una parte acallada del mundo" para crear una nueva civilización. Las mujeres forman parte de esta parte de la sociedad a la que solo se ha escuchado a medias. ¿Son los valores masculinos los causantes de la crisis? "Los que han mandado hasta ahora han sido ellos", responde Begoña Etxebarria, presidenta de la Fundación Novia Salcedo. "Ahora hay una necesidad de otros valores ligados a la femineidad", añade.

Yu Serizawa, una de las participantes, que ha viajado 14 horas desde Japón para participar en las jornadas, ensalza, en cambio, lo humano por encima de la distinción de sexos. Eso sí, apela en inglés a que las mujeres "tengan el coraje para responsabilizarse de los retos de futuro". "Si eludes las responsabilidades, dejas de lado los derechos que conllevan", apostilla.

Etxebarria señala: "El individualismo ha permitido conquistas, también para la mujer, pero ahora necesitamos pactos y cambios de valores culturales". Los cambios deben llegar no solo de la mano de los políticos, sino también de la sociedad civil y de los individuos, añade Camdessus. En este sentido, como otros muchos asistentes, valoraba ayer la "magia" del pacto cívico francés presentado por el exdirector del Plan en Francia, Jean Baptiste de Foucault. "Son 32 iniciativas bastante moderadas si se tienen en cuenta de una en una, pero todas juntas son una auténtica revolución".

El pacto coincidió en fechas con la explosión del movimiento del 15-M en España, una nueva realidad que, como la primavera árabe, ha estado muy presente en los debates como impulsos del cambio que está por llegar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de agosto de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50