Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte critica que el plan de ajuste traerá más paro y menos derechos

El líder socialista pide a Fabra que recorte en "fastos" y empresas públicas

"Empezamos francamente mal". Esa es la opinión del portavoz socialista en las Cortes, Jorge Alarte, sobre la primera medida aprobada bajo la presidencia de Alberto Fabra, un plan de ajuste ante la crisis que implica reducir 680 millones de euros en gasto de plantillas de la Generalitat, universidades y farmacia que se unen al conjunto de recortes puestos en marcha por el Consell por más de 1.800 millones de euros. Alarte anunció ayer el "rechazo formal" del PSPV-PSOE al plan anunciado el pasado viernes por el consejero de Hacienda, José Manuel Vela, y auguró que "solo traerá más paro, menos educación y menos sanidad".

Para Alarte, el Consell ha empezado por "eliminar lo importante", ha salvado "los grandes fastos y los excesos" y no ha presentado iniciativas que permitan "activar el empleo" y mantener el Estado del bienestar. "Este plan solo traerá más paro porque trae menos inversión pública, menos función pública, menos universidad, menos educación y, por tanto, menos formación y menos competitividad", abundó el portavoz socialista, para quien Alberto Fabra marca "objetivos equivocados" y debería actuar "justo al revés".

Clemente rechaza las "críticas especulativas" de la oposición

Para empezar, a juicio de Alarte, el Consell debería meter la tijera en las fundaciones y empresas públicas como Canal 9. El portavoz parlamentario del PSPV-PSOE recordó el programa de reformas de su partido, presentado en mayo de 2010, que prevé reducir las 135 fundaciones y empresas del sector público (con un coste de 3.573 millones de euros) a un máximo de 30. "Se tenían que haber eliminado de un plumazo 2.000 millones de euros", defendió Alarte, que ve posible reubicar a los funcionarios que sobrarían y exige que se supriman puestos ocupados por el "aparato político del PP". También reiteró su propuesta de reducir asesores y consejerías, un recorte del 15% en el gasto corriente de todas las áreas excepto en sanidad, educación y política social, y una ley de eficiencia del gasto.

Los nuevos recortes anunciados por Vela prevén amortizar 704 puestos de trabajo por jubilación o porque están vacantes; negociar la reducción de un 22% de los liberados sindicales; la eliminación del personal de urgencias; recortes en la factura de farmacia; reordenación de plantillas docentes en centros públicos y una rebaja de 132 millones en inversiones en las universidades, entre otras actuaciones. El Consell, además, prepara una reconversión de las empresas y entidades públicas, sin descartar expedientes de regulación de empleo.

El plan supondrá recortar "derechos de los ciudadanos y oportunidades de empleo", recalcó el portavoz socialista, quien calificó el proyecto de "mentira" porque a su juicio "muchas de las previsiones no se van a poder cumplir".

Alarte anunció que pedirá la comparecencia de Fabra en las Cortes con el fin de que explique los ajustes "personalmente". Además, el Grupo Socialista registrará preguntas para pedir información "pormenorizada" sobre los ajustes en cada área y se entrevistará con los sectores afectados.

El portavoz socialista también salió al paso de las declaraciones de Vela, quien achacó la necesidad del ajuste a la decisión del Gobierno de no anticipar el pago de 633 millones de euros del Fondo de Competitividad. Según Alarte, el Consell "sabía desde octubre que el fondo no se iba a cobrar" ahora e ignoró esa realidad.

El secretario general del PP, Antonio Clemente, respondió a los socialistas y les pidió que dejen de hacer "críticas especulativas" y exijan la financiación que se debe a la Comunidad Valenciana. "Zapatero y Rubalcaba, con la complicidad del propio Alarte, son los responsables de la situación en la que nos encontramos", aseguró Clemente, quien defendió que Fabra impulsa medidas para hacer "más con menos, generar empleo y mantener la cuota de bienestar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de agosto de 2011