El TSJM devuelve el 'caso Gürtel' a la Audiencia Nacional

Pedreira espera enviar el sumario al juez Pablo Ruz el próximo viernes

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) acordó ayer considerar firme la inhibición presentada el pasado 8 de junio por el magistrado que instruye el caso Gürtel, Antonio Pedreira. Se devuelve así la investigación al Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es el magistrado Pablo Ruz. Esta es la principal consecuencia del auto hecho público ayer por la sala, en la que acepta un recurso presentado por el abogado de Francisco Correa, principal acusado y cabecilla de la trama de corrupción. Fuentes del tribunal madrileño aseguran que Pedreira espera dejar el caso de forma definitiva en manos del juez Ruz, el próximo viernes.

Pedreira se inhibió del caso de corrupción más importante de la democracia ligado a un partido político, el PP, tras la dimisión, poco antes de las elecciones, de los tres diputados regionales imputados en el caso. La sala del TSJM decidió que el asunto volviera a la Audiencia Nacional, donde el entonces instructor del caso, Baltasar Garzón, había iniciado las pesquisas tras la denuncia del exconcejal del PP de Majadahonda José Luis Peñas, al comprobar que no había aforados imputados en el sumario.

Pero algunos de los implicados en el caso, entre ellos el empresario José Luis Ulibarri, no estaban de acuerdo con la inhibición en favor de la Audiencia Nacional. En total se registraron dos recursos, uno del propio Ulibarri, que era partidario de que la causa se mantuviera en manos del juez Pedreira y, por consiguiente, del TSJM. También recurrió Francisco Correa, cuyo abogado sostenía que frente a la medida no cabía recurso ante el Supremo, sino de súplica ante la misma sala.

La sala estimó ayer este recurso de Correa al entender que efectivamente no cabe recurso ante el Tribunal Supremo sino solo de súplica ante ellos mismos. La conclusión es que, en principio, las diligencias de la trama regresarán a la Audiencia Nacional, tal como pretendía Correa. No obstante, esta última decisión de la sala también es susceptible de recurso de queja ante el Tribunal Supremo. Los magistrados de la sala, compuesta por el presidente del TSJM, Francisco Javier Vieira, y los jueces Emilio Fernández Castro y José Manuel Suárez Robledano, han dado tres días de plazo a las partes por si están interesadas en recurrir en queja ante el Supremo. Si pasados esos tres días ninguna de las partes lo hace, el juez Antonio Pedreira devolverá de forma inmediata todas las diligencias a la Audiencia Nacional. Si alguna de las partes presenta la queja, que fuentes del TSJM consideran poco probable que progrese, habrá que esperar a que el alto tribunal lo resuelva.

El magistrado del TSJM Antonio Pedreira.
El magistrado del TSJM Antonio Pedreira.ULY MARTÍN
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS