Primer Foro Social del 15-M

¿Acampada Prado?

Las marchas indignadas que han llegado a Madrid este fin de semana desde diversos puntos de España ocupan desde el pasado sábado el paseo del Prado, en el tramo que va desde la fuente de Cibeles hasta la fuente de Neptuno. Una hilera de tiendas de campaña y unos rudimentarios puestos, que emulan a los que en su día fueron la base del campamento de Sol, se alzan en la mediana, entre setos y zonas de recreo para niños.

Una de las portavoces del grupo de trabajo de las marchas aseguraba ayer que la Comisión de Legal recomienda levantar la acampada del paseo del Prado hoy. "Legal no garantiza la seguridad en el Prado mas allá de mañana [por hoy] por la mañana", aseguraban fuentes del movimiento 15-M en Madrid.

Más información
El 15-M marca sus prioridades
Joseph Stiglitz también se indigna
El 15-M peregrina a Bruselas
Una indignada 'se cuela' en el Congreso para entregar las propuestas del 15-M
Pantalón de pinzas, abre la muralla

Para quien quiera prolongar su estancia en la capital ofrecen dos opciones: adherirse a la acampada itinerante que recorre los pueblos y barrios de la Comunidad y que ya ha pasado por los municipios de Rivas y Parla, o alojarse en alguno de los edificios okupados que hay en la capital.

A pesar del mensaje, ayer la Comisión de Infraestructuras seguía recibiendo peticiones de maderas y palés. Fuentes de la Comisión de Legal advierten de que la connivencia policial no va a durar eternamente y alertan del peligro de provocar una reacción violenta por parte de las autoridades.

Ayer por la mañana, algunos de los acampados en esa zona se lavaban desnudos en una de las fuentes que se encuentran en ese tramo del paseo del Prado y el olor a orín empezaba a ser ostensible.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Al cierre de esta edición, medio centenar de personas permanecía en las inmediaciones del Congreso, donde sonaba la percusión y se vivía un ambiente de festiva indignación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS