Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La caída de un presidente por el 'caso Gürtel'

Aluvión de críticas por la censura a las televisiones en la dimisión de Camps

Entrada la segunda década del siglo XXI, 35 años después de la llegada de la democracia en España, la censura existe. Eso denuncian multitud de instituciones y organizaciones profesionales. Y todo porque Presidencia impidió el miércoles que las televisiones de todo el país pudieran emitir en directo desde el Palau de la Generalitat la dimisión del expresidente Francisco Camps. Una actitud censora que obligó a todas las cadenas a dar en diferido una noticia de primer orden para los intereses de los valencianos. Ayer arreciaron las críticas a una decisión de la que nadie se hizo responsable. La consejera de Turismo y Cultura y portavoz del Consell, Lola Johnson, anterior directora de Canal 9, la televisión que debería haber ofrecido la señal de la retransmisión en directo, aseguró ayer desconocer las causas y las circunstancias. "Yo estaba en el despacho y desconozco cómo se produjo esa comparecencia", dijo echando balones fuera, aunque se ofreció a ejercer de mediadora con los periodistas para averiguar qué había pasado.

La FAPE habla de "falta de respeto" de Camps a los medios de comunicación

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) reprobó ayer directamente a Camps "por su falta de respeto a los medios de comunicación", ya que su despedida "supuso un ejemplo del desprecio latente de algunos representantes de los partidos políticos ante los medios de comunicación, los periodistas y, por ende, los ciudadanos que son los depositarios de la información". La FAPE criticó la decisión de impedir la retransmisión en directo a las televisiones y a los periódicos digitales, "aparte de no ofrecer señal de audio".

El comunicado de la FAPE se suma al que envió el mismo miércoles la Unió de Periodistes Valencians, en el que denunciaba la "vulneración del derecho a la información" de la Generalitat.

Los hechos también han motivado una petición de Esquerra Unida en las Cortes Valencianas, firmada por Margarita Sanz e Ignacio Blanco Giner, para que comparezca la consejera de Presidencia, Paula Sánchez de León, y explique la decisión de impedir emitir en directo el abandono de la vida política de Camps.

Las secciones sindicales de CC OO y UGT en Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) cuestionaron, al igual que hizo el miércoles Intersindical Valenciana, la manipulación informativa de Canal 9. "Como ha hecho durante al menos dos años en que se ha investigado judicialmente las vinculaciones de Camps y algunos responsables de la Generalitat y el PP con las empresas de la trama Gürtel, Canal 9 ha vuelto a ocultar ayer [miércoles] en sus informativos del mediodía los graves hechos que han desembocado en la renuncia del ya expresidente", aseguró CC OO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 2011