Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo retiró la prestación al 5% de los desempleados inspeccionados

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, respondió ayer a los ataques del presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, contra funcionarios "ineficientes" y parados que se inscriben en las listas de desempleo "porque sí". Gómez censuró la existencia de una "subcultura" que menosprecia la labor de los empleados públicos, mientras que el Ministerio aclaró que solo se detectó fraude lo suficientemente grave como para retirar la prestación en un 5% de los 235.000 casos investigados en el último año por irregularidades en el cobro de esta ayuda, aproximadamente.

Durante su intervención en el curso España 2020 de la Universidad Complutense de Madrid, el titular de Trabajo señaló que "los subsidios por prestación de desempleo tienen un volumen de uso estratégico y fraude determinado", y añadió que su Gabinete hace un seguimiento férreo de ese problema. En el Ministerio explican que de los 235.000 expedientes investigados por sospechas, un 25% presentaba algún tipo de irregularidad, como puede ser el retraso a la hora de ir a sellar, o la existencia de trabajos o cursos de formación que se consideran del perfil del desempleado y que este, sin embargo, no aceptó. Esas irregularidades pueden ser motivo de una advertencia, pero no directamente de la retirada de la prestación. Normalmente, solo se toma esta medida cuando se descubre que el parado compatibilizaba el cobro con un trabajo, algo que ocurrió en el 5% de los casos investigados.

Ataque al funcionario

Si Rosell afirmaba que para luchar contra la crisis hay que acabar con funcionarios "ineficientes y prepotentes", Gómez se refirió a los empleados públicos como personas "muy valoradas" por la sociedad, "tal y como demuestran las encuestas". El ministro denunció, asimismo, cierta "subcultura" que juzga a estos trabajadores como personas "que con poco compromiso tienen trabajo".

"Si fijamos el foco en ámbitos como la sanidad, la educación o la administración de servicios, se constata que este tipo de servidores públicos son personas muy apreciadas", sostuvo Gómez.

El ministro también se refirió ayer al absentismo laboral en la Administración pública. Afirmó que existe y que hay que hacer un esfuerzo para reducirlo, si bien "no es más alto que en las empresas de mayor tamaño".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 2011