Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TOUR 2011 | Jornada de descanso

"Solo Contador puede romper la igualdad"

Riis ve al español con fuerzas para atacar en los Alpes y cambiar el Tour - Al campeón le puede pasar factura el esfuerzo del Giro, ronda que no han corrido sus grandes rivales

Saint Paul-Trois Châteaux

El día que se cumplen 15 años de la muerte del Tarangu -a los 50 años, como todos aquellos que saben que para entonces la vida ya está vivida-, Samuel Sánchez, también asturiano, recuerda sus tiempos de juvenil en el equipo de Fuente, sus consejos, los vídeos mil y una veces vistos de los ataques rebeldes, imposibles, anunciados, de Fuente en el Giro, en el Tour, en el Galibier, en cualquier puerto desmesurado, contra los monstruos de su época, contra los intocables Merckx, Ocaña.

"Son proezas de otros tiempos", dice Samuel. "Acciones, ataques, imposibles en el ciclismo moderno, aunque bien es cierto que su espíritu irredento me inspiró cuando ataqué bajando el Tourmalet el día de Luz Ardiden. Entonces dudé, temí por las consecuencias de un error. Fuente siempre habría tirado para adelante, y así hice yo".

Samuel, ciclista de estos tiempos, pasión matizada por el cálculo, ya no necesita más inspiración loca, más proezas, para darse por satisfecho con un Tour que, eso dice, no cree que pueda ganarlo y en el que no aspira a un puesto en el podio, sino a otra victoria de etapa, una sensación más orgásmica que la de una foto en París, pero quizás eso, un gramito de locura, de inspiración, de fuerza, es lo que necesita precisamente Alberto Contador en los Alpes, que mañana ya están aquí.

La premisa inicial, aceptada por todos, incluso por el presidente de la UCI, Pat McQuaid, que se pasó por el Tour ayer el día de descanso, sobredosis de olor a lavanda provenzal, y dijo que la igualdad entre los mejores del pelotón es la habitual de todos los años. "La única diferencia es que en otras ocasiones Contador marcaba la diferencia", dijo el irlandés. "Y este año, por varias razones, está como todos". O verbalizado por Bjarne Riis, el director que debe a conducir al campeón de Pinto a la victoria en la travesía de los Alpes, "solo hay uno que pueda romper la igualdad atacando, y ese es Alberto".

Las razones a las que se refiere McQuaid -con conocimiento de causa pues el recurso de la UCI contra la absolución del corredor por parte de la federación española es parte del problema- pasan, sobre todo, por su participación y victoria a lo grande en el Giro. La incertidumbre sobre su futuro -el TAS verá su caso una semana después de que termine el Tour- llevó a Contador en enero a decidir participar en todas las carreras que pudiera e intentar ganarlas todas, sin distinguir entre pruebas de preparación, de puesta en forma. "Llevamos todo el año como albañiles a destajo, dándolo todo todos los días", dice Jesús Hernández, el ciclista que comparte habitación con Contador. "Eso, por un lado, le da tranquilidad ahora, pues ya lleva muy buen año, pero, por otro, le quita fuerzas para el Tour". El estar ya a tope a principios de mayo, en su mejor forma, lo está pagando ahora.

Ganar el Giro y el Tour el mismo año se ha convertido, en el ciclismo moderno, en una tarea titánica, pero, y en esto también hay consenso, si hay un ciclista a la altura de ese desafío, ese es Contador. También es el único que aún la tiene al alcance. "Estoy a otro nivel que en el Giro, que no es la preparación idónea para el Tour", dice Contador, vestido de negro riguroso y manga larga, tan poco veraniego, para la rueda de prensa. "Eso se nota a la hora de recuperar. Ya no tengo tanta frescura para atacar. Mira cómo están los otros que han hecho Giro...".

Tres ciclistas de los que terminaron entre los 10 primeros este Giro están en el Tour. Contador aún cuenta. Gadret, que fue cuarto en Italia, se retiro agotadísimo antes de los Pirineos; Kreuziger (séptimo), ya está a casi dos horas en la general. Ninguno de los rivales para la victoria final, Evans, los hermanos Schleck, Basso, Voeckler, ha corrido el Giro este año. Todos han medido al máximo su preparación para el Tour.

"Pese a todo eso", dice Contador, "si no fuera por el más de minuto y medio perdido en el corte tras la caída del primer día, ahora estaría a la par de todos y me podría jugar el Tour el sábado en la contrarreloj de Grenoble. Pero como eso no es así, no me queda más remedio que atacar y recuperar ese tiempo en la montaña. Hay tres días en los Alpes y los tres son importantes".

"Y Alberto", dice Bjarne Riis, "lo puede hacer. Está mejor cada día. Lo sé porque en los Pirineos mejoró mucho de un día para otro".

Así está el Tour

- 1º. Thomas Voeckler

(Fra. / Europcar), 65h 24m 33s.

- 2º. Frank Schleck

(Lux. / Leopard) a 1m 49s.

- 3º. Cadel Evans

(Aus. / BMC) a 2m 6s.

- 4º. Andy Schleck

(Lux. / Leopard) a 2m 15s.

- 5º. Ivan Basso

(Ita. / Liquigas) a 3m 16s.

- 6º. Samuel Sánchez (Euskaltel) a 3m 44s.

- 7º. Alberto Contador (Saxo Bank) a 4m.

- 8º. Damiano Cunego

(Ita. / Lampre) a 4m 1s.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de julio de 2011

Más información