Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López reforzará el ajuste del gasto público por el mal comportamiento de la recaudación

"Es evidente que la recaudación no está respondiendo a las previsiones", admitió ayer el lehendakari, Patxi López, a la vista de la caída de un 3,1% en el primer semestre, respecto del mismo período del 2010. López mostró su intención de incrementar aún más "los esfuerzos para ajustar el gasto público" en busca de adaptación del coste de las administraciones a ese mal dato, pero no ofreció más precisiones. Eso sí, descartó que el mayor ajuste vaya a redundar en una reducción de servicios o de políticas sociales. El lehendakari se reafirmó de nuevo en la idea de que lo uno, el ajuste, y lo otro, el mantenimiento de servicios, resulta compatible. "Puede hacerse", enfatizó, tras poner de relevancia que el Gobierno paga a sus proveedores "en menos de 60 días". "Me gustaría saber cuántas comunidades gobernadas por la derecha pueden decir lo mismo", añadió.

López intervino ayer en la clausura del curso España 2020: una perspectiva global de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander con una conferencia titulada Una perspectiva para una nueva década en la que expuso su apuesta por la recuperación del poder de la política sobre la economía y su visión para una redefinición de las políticas socialdemócratas con el objetivo de preservar el estado de bienestar, así como su "defensa cerrada" de las competencias autonómicas. López afirmó que el PP tiene "un objetivo oculto" cuando impulsa la reducción de competencias bajo el argumento de a horrar en gasto público. "Quiere reducir competencias para después reducir los servicios públicos", acusó, puesto que las autonomías fueron y son justamente "un elemento sustancial" en la creación ,extensión y prestación de esos servicios.

El lehendakari no ofreció pistas abiertas sobre su encuentro el miércoles con los diputados generales, pero se quejó de que "se ponga el grito en el cielo" en cuanto alguien menciona la posibilidad de subir impuestos y dio, por contra, su respaldo al planteamiento de una tasa específica sobre los beneficios de la banca directamente destinada a crear empleo. Consideró la medida, propuesta por el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, como un avance hacia "una fiscalidad más justa" y añadió que "encaja como un guante" en sus propios planteamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2011