Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exjuez francesa Eva Joly, candidata verde a la presidencia

La eurodiputada y exjuez Eva Joly, de 67 años, famosa en los años noventa por sus campañas contra grandes empresas acusadas de corrupción, ganó ayer las primarias de los ecologistas galos y será la candidata de Europa-Ecología Los Verdes (EELV) a la próxima elección presidencial de 2012. En la segunda ronda de estas primarias superó largamente a quien, por el contrario, arrancó como favorito en este proceso electoral, el activista y expresentador de televisión Nicolas Hulot. Joly obtuvo el 58,16% de los votos; Hulot, que ayer, mediante un comunicado, expresó su respeto hacia "el voto claro" de los militantes, se conformó con un 41,34%.

Joly, de origen noruego y con doble nacionalidad, llegó a Francia en 1967 para trabajar de au pair. Acabó casándose con el hijo de la familia que la acogió, del que tomó el apellido, y decidió instalarse en París. En 1981 se convirtió en magistrada y siempre destacó por sus enfrentamientos contra los poderes económicos o políticos a los que ella sospechaba siempre situados más allá de la ley. Entró en política hace tres años. Coqueteó con el centro, pero al final Daniel Cohn-Bendit, el líder de Mayo del 68, actual eurodiputado por Europa-Ecología Los Verdes, la convenció para unirse a él. Juntos consiguieron un resultado espectacular en las últimas elecciones europeas, celebradas en junio de 2009, con casi un 20% de los votos.

Ayer, emocionada tras ser nombrada candidata, recordó su origen extranjero, el acento noruego que arrastra al hablar francés, y aseguró que tanto ella como su formación representan "a la Francia que levanta la cabeza, la que no acepta ni discriminaciones ni guetos, la Francia de la sangre mezclada, la de la periferia, los sueldos bajos y el paro, la que considera que es posible la ética a la cabeza del Estado".

Tuvo palabras de elogio hacia su rival, Hulot, con el que ha mantenido, con todo, unas primarias tensas. Los militantes ecologistas han dado la espalda a este popular presentador de un conocido programa de televisión sobre naturaleza, entre otras razones por sus relaciones con empresas eléctricas, que financian su fundación, o su tardío rechazo a la energía nuclear.

Joly, que actualmente acapara un 6% de los votos en una primera ronda de elección presidencial, deberá negociar con los socialistas franceses, en virtud de una futura alianza, entre otras cosas, precisamente, el espinoso tema de la energía nuclear en Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de julio de 2011