Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Cerco a los gastos en el fútbol

La Liga debe apretarse el cinturón

Aprobado el Reglamento de Control Económico para acabar con las deudas y auditar las finanzas de los clubes - El régimen sancionador entrará en vigor en la temporada 2014-15

La Liga española dio ayer el primer paso para procurar la sostenibilidad del negocio del fútbol. Siguiendo la estela de la regulación económica implantada por la UEFA en 2010 bajo la denominación de juego limpio financiero, la Asamblea de la Liga de Fútbol Profesional aprobó el Reglamento de Control Económico que se empezará a aplicar de forma progresiva desde la próxima temporada para llegar a su implantación definitiva dentro de tres campañas (2014-15), cuando entrará en vigor el régimen sancionador.

La nueva normativa incluye medidas como la obligación de presentar estados financieros auditados y de acabar con las deudas con jugadores y clubes. Y contempla castigos deportivos como la supresión de puntos, la expulsión de la competición, el descenso de categoría y la prohibición de realizar fichajes y multas económicas. El objetivo es que la deuda neta de los clubes nunca pueda superar el 100% de sus ingresos totales y que los gastos relativos al pago de fichas de sus jugadores y cuerpo técnico no superen el 70% de los ingresos (circunstancia que actualmente solo cumple el Madrid).

"Es un hito muy importante. Vamos a seguir parámetros del fair play de UEFA. Se va a promover la solvencia de los clubes y mecanismos de seguimiento relacionados con fondos financieros de clubes y también proteger a los acreedores", explicó José Luis Astiazarán, presidente de la LFP.

A 30 de junio de 2010, la deuda de los clubes españoles alcanzaba los 3.456 millones en Primera y los 556 en Segunda, para un montante global de 4.021 (cantidad a la que se tendría que sumar los pasivos fiscales no contabilizados), según datos de José María Gay, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Barcelona. Por contra, los ingresos de la competición española se sitúan en 1.622 millones (más del 50% recae solo en el Madrid y el Barcelona), por los 2.500 de la Premier.

Además, la deuda de los clubes con la Seguridad Social se sitúa en los 14,8 millones a 30 de junio de 2011, si bien la práctica totalidad de los equipos tiene acuerdos de aplazamiento y planes de seguimiento para regularizar dichas cantidades.

Desde que en 2004 entrara en vigor la Ley Concursal, 23 clubes de Primera y Segunda División se han acogido a ella para renegociar sus deudas. En estos momentos 12 equipos están en concurso de acreedores: Racing, Rayo Vallecano, Zaragoza, Mallorca, Betis y Granada, de Primera, y Hércules, Cádiz, Albacete, Recre, Xerez y Córdoba en Segunda. Otros 11 equipos estuvieron intervenidos y han vuelto a manos de sus dueños. En el resto de Europa solo el Porstsmouth se acogió al proceso y fue automáticamente descendido. En España el procedimiento concursal paraliza las sanciones administrativas y los descensos, por lo que los clubes se acogen a la norma de forma recurrente mientras el Congreso de los Diputados mantiene en estudio la reforma de la ley.

La epidemia concursal no es exclusiva del fútbol. Estudiantes, Joventut, Granada, Menorca y Valladolid también lo han solicitado en la Liga ACB.

Tiempo atrás los clubes saneaban su contabilidad recurriendo a traspasos multimillonarios en época de bonanza y a recalificaciones de terrenos. Con la crisis, los ingresos por la venta de jugadores han descendido notablemente y la recalificación de parcelas carece de viabilidad (el Valencia intenta desde 2006 la venta de Mestalla).

El 27 de mayo de 2010, la UEFA abrió el camino hacia la regulación económica de los equipos. "Estamos actuando ahora para evitar la crisis en el fútbol y para cambiar definitivamente la forma en que opera. La era de los magnates ha llegado a su fin", afirma Gianni Infantino, secretario general de la UEFA. En un plazo de dos temporadas (2012-2013), los clubes podrán llegar como máximo a un déficit controlado de 45 millones bajo compromiso de liquidación. De lo contrario, quedarán excluidos de competiciones internacionales y serán sancionados económicamente. La temporada pasada, el Mallorca quedó excluido de la Liga Europa, en favor del Villarreal, por estar en concurso de acreedores.

"Lo importante es el camino que responsablemente ha adoptado la propia Liga y que nos lleva a tomar las medidas necesarias. Llevamos mucho tiempo tratando de trazarlo. No somos ajenos a ciertos sectores de la economía y con el autocontrol se va a promover la solvencia de los clubes", explicó Astiazarán tras la aprobación del nuevo Reglamento de Control Económico.

Las nuevas reglas financieras

- Normas de Control Económico aplicables de manera progresiva a partir de julio de 2011 hasta su implantación definitiva en la temporada 2014-2015:

- Obligación de presentar estados financieros anuales auditados y/o estado de ejecución presupuestaria.

- Obligación de presentar un listado de traspasos y adquisiciones de jugadores pendientes de pago.

- Prohibición de deudas vencidas al cierre

del ejercicio social, con jugadores, clubes

y Administración pública.

- Seguimiento del indicio de riesgos resultante de los gastos asociados a la primera plantilla sobre ingresos ordinarios relevantes.

- Seguimiento del indicio de riesgos resultante de la deuda neta sobre ingresos totales.

- Indicadores de una posible situación de desequilibrio económico financiero futuro.

- Gastos asociados a la primera plantilla: los emolumentos de los clubes afiliados no podrán superar el 70% de los ingresos ordinarios de la temporada.

- La deuda neta no podrá superar el 100% de los ingresos totales de la entidad.

- Sanciones: Prohibición de inscripción de jugadores. Prohibición de inscripción del equipo en la Liga BBVA o Liga Adelante. Expulsión de la Competición. Descenso de categoría. Suspensión de los derechos políticos y económicos. Reducción de puntos en la clasificación. Multa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de julio de 2011

Más información